Arun Mansukhani: «Amar es aprender a desear lo que se tiene»

Pablo Aranda, director del Aula de Cultura de SUR, y Arun Mansukhani./LAURA RUIZ
Pablo Aranda, director del Aula de Cultura de SUR, y Arun Mansukhani. / LAURA RUIZ

El psicólogo y sexólogo habla en el Aula de Cultura de SUR de las relaciones de pareja, del amor, la pasión y las consecuencias de tener hijos

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

El amor se ha puesto de moda. Aparece en las series, en las películas, en los coloquios. Pero Arun Mansukhani (Lagos, Nigeria, 1970) diferencia entre la etapa de enamoramiento, del amor pasional, y del amor como acercamiento, conocimiento y aceptación de la pareja real, tal como es, cuando transcurridos unos años la otra persona se muestra tal como es. Sobre relaciones de pareja habló ayer en la conferencia organizada por el Aula de Cultura de SUR, en colaboración con la Obra Social La Caixa, en un auditorio, el del Museo Carmen Thyssen Málaga, que se quedó pequeño para acoger a todo el público que había acudido a escucharle.

Mansukhani analizó la evolución del cerebro humano, «la estructura más compleja del universo», que se va formando y desarrollando a lo largo de la vida pues, al contrario de otros órganos, no está formado cuando nacemos. Por esto necesita ser moldeado en el crecimiento de las personas, para lo que considera fundamental la educación, que «no es un lujo, sino una necesidad», dijo en el transcurso de una charla distendida y muy didáctica.

Y en su correcto desarrollo influyen multitud de factores, entre los más importantes, los afectivos. Los seres humanos somos la especie más social del planeta, pero capaces de hacer lo mejor y lo peor, como ejemplifican Gandhi y Hitler en sus extremos más opuestos. De establecer relaciones sanas dependerá, según Mansukhani, la felicidad en el futuro.

«Tener hijos es una putada para la pareja; pasas a cuidar de los niños y descuidas a tu pareja, para mantenerla viva hay que currárselo»

Consideró un error la falta de autoridad por parte de los padres, pues los niños necesitan un referente, «una autoridad sana, no patológica, no la autoridad del padre de hace 30 años, pero no eliminarla por completo sin generar otra estructura de equilibrio». Entre los rasgos que caracterizan a unos padres sanos, citó que sean capaces de regular sus emociones, que sean equilibrados, disponibles y cercanos a los hijos, también sensibles, con un estado de ánimo positivo y con autoridad.

El amor, la pasión y las relaciones de pareja fueron otro de los asuntos abordados por Arun Mansukhani. Aseguró que el enamoramiento dura por lo general dos o tres años. Pero consideró que el fin de esa etapa «es una oportunidad para afianzar la pareja, para pasar del amor-pasión al amor-acción, ahora tienes que enamorarte de la persona real, con sus defectos y virtudes», dijo. El amor, aseguró, es «aprender a desear lo que se tiene» porque «el amor que más te colma es querer a alguien con sus virtudes y defectos» y porque «no hay nada tan relajante como mostrar tu vulnerabilidad y no te va a dejar de querer por tus debilidades».

Respecto a los hijos, aseguró que son «una putada», pues sin ellos se habla de pareja y con los niños ya es una familia. «Hay que tener claro que tener un hijo lo cambia todo; nos dedicamos a cuidar del niño, y descuidamos a la pareja. Para mantener viva la relación hay que trabajarlo duro», algo a lo que invitó vivamente al auditorio como padre de dos niñas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos