Artola: el recuerdo que no deja de sonar

La Banda Municipal de Málaga homenajea a su antiguo director por el aniversario de su fallecimiento

Perfecto Artola durante un concierto de la Banda de Música de los Colegios Gibraljaire-Guadaljaire/SUR
Perfecto Artola durante un concierto de la Banda de Música de los Colegios Gibraljaire-Guadaljaire / SUR
Fernando Torres
FERNANDO TORRES

La mayoría de los malagueños le ha escuchado en un sinfín de ocasiones. Quizá durante la salida del Cristo de la Expiración o en un cruce de cofradías a la tarde de un Lunes Santo, su pluma está en el aire. El director y compositor Perfecto Artola Prats fue el artífice de algunas de las piezas más icónicas de la Semana Santa malagueña, y, según aquellos que convivieron con él, su llegada a la ciudad supuso «un antes y un después» en el panorama musical de la ciudad. Director de la Banda Municipal de Málaga, profesor en el Conservatorio Superior de Música y punta de lanza del progreso cultural de la segunda mitad del siglo XX, Artola dejó huella en sus alumnos y en los músicos a los que dirigió y a día de hoy sigue sonando. Algunos de ellos protagonizan hoy una jornada en su honor con la que pretenden poner en valor su papel mediante una mesa redonda y un concierto especial.

«Tenía un conocimiento grandísimo de los instrumentos y sabía cómo hacer para que todo empastara a la perfección». Francisco Vallejo, actual director de la Banda Municipal de Málaga, recuerda a Artola como a alguien muy cercano. «Empezó a darme clases cuando yo tenía nueve años y permanecí en la formación bajo sus órdenes hasta que se jubiló». Artola colgó la batuta en 1979, después de llevar 48 años en la Banda Municipal, treinta de ellos como director –a Vallejo comenzó a darle clases en el 66, doce años de la mano–. «Teníamos mucha confianza y bastante cariño, yo crecí con él», recuerda el actual director, que participará hoy a las doce y media en la mesa redonda que girará en torno a la figura de Artola.

La ciudad acoge a diferentes músicos y amigos del maestro, que pondrán en valor su legado y repercusión en el tejido musical y en la Semana Santa

En el simposio, que se celebrará en la Casa Hermandad de la cofradía de Estudiantes, también intervendrá Antonio Sánchez Pérez, exdirector de la Banda Municipal y considerado uno de los que mantuvieron el legado de Artola. Sánchez, que ocupó el puesto en 1992, asegura que «no habrá ningún director como Perfecto», quien también fue maestro suyo en el conservatorio. Lo recuerda como un profesor «especial», con el que había estudiar «por narices» para aprobar. «Le tengo que estar muy agradecido, yo y todos los músicos de Málaga por todo lo que construyó». Artola tuvo una actividad prolífica con la que dotó a Málaga de una red musical que todavía perdura: creó las bandas de los colegios de Gibraljaire y de Miraflores de los Ángeles, al igual que dio vida a la Agrupación Lírica Malagueña. Compuso más de quinientas obras para banda, orquesta, coro y algunos instrumentos solistas.

El concierto

Sala Manuel de Falla.
El Conservatorio Superior de Música abrirá sus puertas de forma gratuita hasta completar aforo
Dos citas.
El concierto empezará esta tarde a las 19.30 horas, pero a las 12.30 se celebra un simposio de expertos en la sede de Estudiantes
Dos bandas.
La Banda Municipal de Málaga actuará junto a la de Benassal, que se ha sumado a los actos conmemorativos.

Su camino hasta ser director de la Banda Municipal de Málaga le llevó a ser previamente clarinetista principal –homónimo del concertino en la orquesta clásica–. Tanto Vallejo como Sánchez tienen grabado en la memoria su habilidad como instrumentista. Artola estaba especializado en los vientos de madera, se desenvolvía con mayor comodidad al clarinete, también enseñaba –«y tocaba con gran virtuosismo»– el saxofón y la flauta.

«Tenía un oído exquisito, era capaz de parar un ensayo para decirle a un músico que había tocado un semitono por encima de donde debía». Así revive Manuel del Campo una de las veces que tuvo el gusto de verlo en vivo. Del Campo, uno de los musicólogos con mayor conocimiento sobre los sonidos clásicos malagueños y presidente de la academia de Bellas Artes de San Telmo, también participa en la mesa redonda de hoy. «Artola fue una figura muy importante dentro de la música y de la banda que dirigió». Según el experto, «ha dejado huella en Málaga, sobre todo en los cofrades. «Estuvo muy vinculado a la difusión de la música procesional», apunta. Del Campo tiene especial devoción por el Poema Sinfónico a la Semana Santa, una pieza que estaba ideada originalmente para ser interpretada por un coro, aunque luego se adaptó para ser la referencia del paso de un trono.

Artola pasó 48 años en la banda de Málaga, treinta de ellos como director del conjunto

Fue profesor de vientos a madera, en los que destacaba por su gran virtuosismo

En cuanto al legado de Artola más allá de las partituras y las bandas que fundó, los que le conocieron hablan de una actitud «por y para la música». Del Campo recuerda que ayudó «a muchos noveles en sus primeras composiciones», al igual que Francisco Vallejo, que por su relación con él desde la infancia lo tiene por alguien «maravilloso». Antonio Sánchez lo describe como un músico «magnífico» y un «gran transcriptor».

Bandas unidas

Además de la mesa redonda en la sede de Estudiantes, el círculo más cercano de Perfecto Artola se subirá hoy al escenario de la sala Manuel de Falla –en el Conservatorio Superior de Música– para homenajearle. La Banda Municipal de Málaga estará acompañada de la Banda de Música Font D’Ensegures, conjunto proveniente de la localidad de Benassal, Castellón, que ha querido sumarse a los actos conmemorativos.

Así, a las 19,30 horas, el conjunto visitante abrirá el espectáculo con diversas obras compuestas por Artola, bajo la dirección de Ricard Fortea, que abrirá la tarde con ‘Gloria al Pueblo’, una de las piezas más conocidas y que precisamente el maestro compuso en honor a dicha banda. El primer pase concluirá con ‘Perfecto Artola’, título que compuso el hijo del director, Desiderio Artola, en honor a su padre. La segunda parte del concierto estará protagonizada por la banda que el homenajeado dirigió. Vallejo llevará a los músicos entre los compases de ‘La plana’, ‘El maestrazgo’ y otras obras singulares como ‘La concha flamenca’.

Fotos

Vídeos