Antonio Rivera coordina una radiografía del fanatismo

M. LORENCI MADRID.

«Solemos asociar el fanatismo a las religiones monoteístas, por aquello de exigir obediencia unívoca a un libro o a una jerarquía, pero el fanatismo ni es monopolio de ninguna creencia ni es un fenómeno del siglo XX. Es tan viejo como el ser humano y no es inevitable». Lo destaca Antonio Rivera, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de País Vasco y coeditor, junto a Eduardo Mateo, de 'Verdaderos creyentes' (Catarata). Es una radiografía del fanatismo analizado desde distintos prismas y posicionamientos ideológicos por catorce autores de muy diversas disciplinas que lo «describen, explican, predicen y previenen».

¿Cómo se forja un fanático? ¿Cómo se pasa del pensamiento sectario a la radicalización y la violencia? ¿Cómo lo prevenimos? Son algunas de las cuestiones que se plantea y a las que responden «con mirada abierta y crítica» politólogos, médicos, psicólogos, historiadores, antropólogos, periodistas, juristas, letrados, filologos y sociólogos. Expertos como Aintzane Ezenarro, Ander Gurrutxaga, Edorta Elizagarate, Eduardo González, Eduardo Mateo, Florencio Domínguez, Jesús Prieto, Jesús Loza, Manuel Moyano, María Lozano, Mónica Carrión, Moussa Bourekba o Pedro Rojo.

«Esta radiografía del fanatismo surge a partir de una reflexión», aclara Rivera. «Cuando el fanatismo y el terrorismo global actúan, una de sus consecuencias inmediatas es la estupefacción: no sabemos interpretar o entender los objetivos que animan a las personas que llevan a cabo crímenes atroces», plantea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos