Andrés Mérida convierte en «garabatos» el baile de Sara Baras

Andrés Mérida, en su estudio en Málaga./Salvador Salas
Andrés Mérida, en su estudio en Málaga. / Salvador Salas

El artista firma el decorado y uno de los trajes del nuevo espectáculo de la bailaora

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Una pared del estudio de Andrés Mérida sirve de mapa para seguir el camino de su obra durante las últimas dos décadas. Las piezas están sostenidas por ganchos a los eslabones de cadenas que cuelgan de rieles verticales. Ahí, ante los ojos, están los personajes estilizados, de vivos colores, con cuellos interminables en escorzo de hace un tiempo. El trazo firme, los contornos definidos. El dibujo se diluye poco a poco, a medida que avanza el calendario, los tonos se matizan, las siluetas se abren como esponjas de mar hasta llegar a los personajes más recientes, esquemáticos, que el espectador debe terminar en su mirada. Son «garabatos», como le gusta decir al propio Mérida.

Al fin y al cabo, así figura en el programa de mano de ‘Sombras’, el nuevo espectáculo de la bailaora Sara Baras: ‘Garabatista, Andrés Mérida’. «¡Me encanta!», saluda el artista afincado en Málaga desde la adolescencia. Son justo eso, «garabatos». Trazos que surgen en el telón de fondo y en uno de los trajes que luce la bailaora gaditana en su nueva propuesta escénica. «Nos conocimos hace varios años en una de las citas solidarias que Sara apoya en favor de la investigación del síndrome de Rett (una enfermedad degenerativa que afecta a los niños). Planteamos la posibilidad de trabajar juntos en el futuro y esa posibilidad se ha materializado ahora», ofrece Mérida (Algeciras, Cádiz, 1964) sobre una colaboración artística que va más allá de la realización del decorado y de parte del vestuario.

De nuevo en Benedito... y en Alemania

Andrés Mérida regresa cada cierto tiempo a la programación de la Galería Benedito. Caminos que volverán a cruzarse a mediados de noviembre en una nueva exposición después de un paréntesis de dos años. Para la ocasión, Mérida quiere presentar los frutos de sus nuevos derroteros artísticos: tanto sus «garabatos» como algunas obras sobre cartulina y creaciones digitales.

Y a más largo plazo, Mérida mantiene su proyección exterior con una nueva exposición en Alemania. En esta ocasión, los planes pasan por Nuremberg y la inauguración está prevista para la próxima primavera. «Hay que salir, hay que moverse, además de trabajar mucho», defiende el autor afincado en Málaga.

Porque ‘Sombras’ girará por todo el mundo durante al menos un par de años y en ese tiempo la obra de Mérida no sólo podrá verse sobre las tablas, también se expondrá en algunas de las principales ciudades incluidas en la gira internacional. «Es una propuesta que está sobre la mesa y me parece una posibilidad muy interesante, que la gente pueda ver la obra en el escenario y, luego, apreciarla en una exposición», acota el artista, que encuentra en el arte jondo uno de sus asuntos predilectos de su amplia trayectoria.

‘Sombras’, el montaje de la artista gaditana, se pondrá en escena en el Teatro Cervantes entre el 22 y el 26 de este mes tras su estreno en Pamplona

«Hasta ahora, dentro del flamenco, me había decantado más por escenas y personajes vinculados al cante, pero a raíz de esta experiencia estoy profundizando más en el baile y estoy encontrando unas posibilidades creativas increíbles y muy atractivas para el tipo de obra que ahora estoy elaborando, más esquemática y abierta», brinda el pintor al hilo de su participación en ‘Sombras’, estrenado a finales de septiembre en Pamplona y que entre los días 22 y 26 de este mes pasará por el Teatro Cervantes de la capital.

Además, Mérida reivindica que este proyecto le ha servido para dar un paso en su evolución artística. «Creo que esto es otro salto en mi obra, hasta el punto de que a veces roza la abstracción. Sin perder ese punto surrealista, siento que poco a poco me voy acercando más al expresionismo», abunda Mérida, que en sus «garabatos» escucha ecos de artistas como Alberto Giacometti y Jackson Pollock. «En estas figuras me decanto por un grafismo muy esquemático, buscando llegar al límite de lo figurativo, pero sin perder esa esencia», apuntala Mérida, que tras varias intervenciones para realizar obras en directo firma su primer proyecto escénico.

Con las ideas claras

«Sara tiene las ideas muy claras. Cuando nos pusimos a trabajar, le iba enviando propuestas y ella y su equipo las iban seleccionando. Al principio el plan era realizar sólo el decorado, pero me propusieron pintar uno de los trajes y el resultado ha sido bastante sugerente», añade Mérida, que se muerde la lengua para no dar más detalles y mantener el misterio hasta que el público entre en las ‘Sombras’ de Sara Baras.

Baras y Mérida, en el centro, con el resto del elenco de ‘Sombras’
Baras y Mérida, en el centro, con el resto del elenco de ‘Sombras’ / SUR

A él mismo le sucedió en el estreno. «Fue un impacto tremendo. La pieza ocupa todo el escenario y la iluminación está cuidada al milímetro para que cause ese efecto tan potente. Además, en la puesta en escena han sabido encontrar el equilibrio prefecto para que la obra no se ‘coma’ a los artistas en escena y los artistas no se ‘coman’ la obra», cierra Mérida.

Fotos

Vídeos