El alcalde de Málaga quiere «mantener vivo» el proyecto del auditorio y que la Diputación participe en la financiación

El alcalde de Málaga quiere «mantener vivo» el proyecto del auditorio y que la Diputación participe en la financiación
Salvador Salas

Defiende las bondades del proyecto, que permanece paralizado tras la falta de acuerdo de las administraciones, y pide que «no caiga en el olvido»

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El alcalde de Málaga, Francisco De la Torre, ha subrayado la importancia de construir un nuevo auditorio para la ciudad, idea que permanece paralizada desde hace años. Lo ha hecho durante una jornada dedicada a este proyecto, organizada por la fundación Ciedes, celebrada en el Museo Carmen Thyssen y presidida por el propio regidor, en la que han participado arquitectos y expertos en gestión cultural. De la Torre ha recordado la necesidad de que el auditorio “no caiga en el olvido”, ya que lo considera “necesario” para la ciudad en general, como un elemento importante en su oferta musical y para “complementar” el resto de espacios escénicos. Este plan, que ya estaba diseñado y aprobado, fue gestado por un consorcio entre el Ministerio de Cultura, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y el propio Ayuntamiento, y solo este último sigue velando por el trabajo hecho hasta ahora tras la ruptura de la colaboración entre las administraciones. Este lunes, el regidor ha invitado a la Diputación Provincial a entrar a formar parte de la financiación en una ampliación del consorcio fallido. Ha señalado que la iniciativa se podría llevar a cabo en cinco años con un presupuesto que gira en torno a los 100 millones de euros.

El presidente de la Diputación, Elías Bendodo, ha recibido el recado del regidor y ha expresado de forma pública mediante un comunicado que en el organismo provincial están “dispuestos” a estudiar la propuesta, y ha catalogado la idea como un gran proyecto: “Es el momento de rescatar esta iniciativa y ofrecer a los malagueños un equipamiento de primer nivel que completaría nuestra oferta cultural”. El nuevo reparto propuesto por el alcalde para hacer frente a los gastos del auditorio sería, según ha expresado: “diez por ciento la Diputación; 25 por ciento el Ayuntamiento; 25 por ciento la Junta y el 40 por ciento el Gobierno”.

Además de dirigirse a la Diputación, en su intervención, De la Torre ha mencionado el “agravio comparativo” que supone que Málaga no tenga un gran espacio para la música si cada administración “mira a su alrededor”. Ha recordado que las posibles ubicaciones que se barajaron en su día “siguen siendo viables”, aunque el espacio portuario de San Andrés, donde se redactó el proyecto original, sigue siendo la principal intención de todos los interesados. Con respecto a esta posibilidad, de la Torre se ha dirigido al presidente de la Autoridad Portuaria, Paulino Plata, encargado de gestionar el territorio del puerto: “Estoy seguro de que Autoridad Portuaria cumplirá”.

Este punto es uno de los más complejos dentro del entramado burocrático que supone un proyecto de tal calibre. El suelo del puerto que en su día se cedió al auditorio ha vuelto a estar bajo la titularidad de la Autoridad Portuaria una vez pasaron cinco años sin que comenzaran las obras. En el caso de que el plan avance de nuevo, la institución debería decidir si ceder de nuevo los terrenos o venderlos. Al respecto, Plata ha recordado que el puerto depende de sus ingresos para hacer frente a sus gastos, y ha recordado la magnitud de su actividad. “Genera de forma directa e indirecta 5.000 empleos; es un motor económico para la ciudad”. Igualmente ha subrayado que comparte “el 25% del suelo con la ciudad”, un hecho “único en España”. Así, como si se tratara del primer paso en unas eventuales negociaciones, Plata ha esbozado una promesa frente a los asistentes: “Tenemos el compromiso de llevar a cabo esta cesión de terreno [...] Nuestra manera de entender que esto se pueda llevar a buen término es mediante un convenio en el que todos salgamos ganando”.

Dejando de lado el aspecto urbanístico, Francisco de la Torre ha invitado a los asistentes a “hacer el mapa de los grandes auditorios de España”, para que observen “la carencia en el sur del país”. No obstante, ha subrayado la necesidad de que la música siga siendo una apuesta importante en la ciudad para que esta actuación tenga un éxito. “Todos tenemos en nuestra mano la progresión cultural, no hay que esperar solo a que venga el gobierno”, ha destacado, invitando a los asistentes “a llenar el Cervantes todas las noches”.

En la jornada también han participado diferentes autoridades de la cultura local, como Francisco López, presidente de la Asociación Amiga de la Ópera de Málaga. “Málaga ha vivido un espectacular cambio en la oferta museística”, algo que ha tenido un “fuerte impacto” en la cultura y en la economía, espoleada por el “turismo cultural”. Sin embargo, ha defendido la importancia de la música como agente de impulso para la ciudad, destacando la gran aportación que los espacios musicales hacen a los entornos urbanos. Para destacar este punto, ha puesto de ejemplo otras ciudades que han sido impulsadas por equipamientos de este calibre, como Valencia y sus palacios, el de la Música y de Les Arts. López ha señalado que “las grandes ciudades europeas tienen grandes equipamientos”, con más de 1.500 localidades de media. “El impacto del auditorio será innegable”, ha subrayado, poniendo el acento en la necesidad de que la música se equipare a los museos para “complementar la oferta de este destino de turismo cultural emergente”.

El encuentro ha continuado con las intervenciones de Federico Soriano y Agustín Benedicto arquitectos responsables del proyecto. Ambos repasaron las claves de la idea, en su ubicación principal, en suelo portuario. Soriano ha recalcado la importancia del impacto que el equipamiento cultural tendrá en la zona, complementando la periferia del casco urbano. Ha hecho una completa descripción del auditorio, que contará con diferentes estancias para poder darle múltiples usos, y que en el exterior estará compuesto por cerámicas de varios rangos cromáticos. “Es una pieza muy compleja, más efectivo que un equipamiento difuso y que podrá tener una gran intensidad programática”. Benedicto hizo hincapié en las posibilidades didácticas que están contempladas en el proyecto. “Todos los espacios tienen accesos distintos”, ha recalcado, como clave para el bajo consumo.

“Este proyecto no es importante solo por su envergadura, sino que es un trozo de ciudad”, ha dicho Benedicto, ya que la localización principal del plan está “entre la calle y el mar”. Con respecto a los costes, el arquitecto ha asegurado que no es “faraónico” por lo compacto de la idea, ya que si se comparan los 151.000 euros iniciales presupuestados con los gastos de otras instalaciones. Benedicto también ha hecho un repaso a la historia del fracaso del consorcio y por tanto del proyecto. “Han sido cinco años de redacción en manos de mucha gente”. “Desde el febrero de 2013 tenemos un proyecto que cuenta con todas las bendiciones y licencias para comenzar las obras de inmediato” ha concluido, instando a las administraciones a ponerse de acuerdo.

En el segundo panel, el presidente de la Academia de Bellas Artes San Telmo, José Manuel Cabra de Luna, ha reconocido que hay ciudades “con menos entidad que Málaga” con equipamientos mayores. Ha dicho que este lunes es un día “de celebraciones”, ya que todo lo que esté relacionado con este proyecto es motivo para ello, refiriéndose al anuncio de Paulino Plata para estudiar la cesión de los terrenos. “Lo cultural es lo primero, lo turístico, si lo queremos hacer bien, tiene que llegar después, como fruto del buen hacer”, ha matizado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos