El alcalde defiende que la Aduana abriría por las tardes en verano con gestión municipal

De la Torre recuerda la negativa de la Junta a la oferta hecha hace tres años para que el Museo de Málaga estuviera bajo control del gobierno local

ANTONIO JAVIER LÓPEZ y IGNACIO LILLOMálaga

Hace casi tres años, en un movimiento inédito en España y adelantado por este periódico (SUR, 13-10-2014), el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre planeaba a la Junta de Andalucía la cesión del entonces cerrado Museo de Málaga, de titularidad estatal y con su funcionamiento transferido a la comunidad autónoma. La Junta respondió que de eso nada y cada uno siguió su camino. Ahora, De la Torre recuerda aquel episodio para reivindicar que si el museo de la Aduana estuviera gestionado por el gobierno local, no cerraría en verano todas las tardes tal y como sucede desde el pasado día 16 y hasta el próximo 15 de septiembre.

«En el caso de que se hubiera aceptado la propuesta que en su momento hicimos de gestión municipal, ¿si se habría dado este problema? Evidentemente no, pero en su momento dijeron que no a esa oferta nuestra de que hubieran delegado en nosotros, transferido los recursos y las personas que entonces hubiere. Ahora debe de haber más personas, es un escenario diferente pero espero que le den solución», sostuvo De la Torre ayer en la presentación de 'Palau mira a Picasso', la nueva muestra de la Casa Natal.

«No puedo valorar positivamente eso (el cierre de la Aduana por las tardes en verano), lo valoro negativamente, sobre todo, la falta de previsión de la Junta, que si conocía que esto se podía producir (...) tenía que haber previsto una fórmula para que eso no se produjera, después del tiempo que se ha estado trabajando, el dinero invertido y las expectativas que el museo despierta», añadió De la Torre sobre el horario de todos los museos gestionados por la Junta de Andalucía (entre ellos el Museo de Málaga), que abren de martes a domingo, de 9.00 a 15.00 horas hasta el 15 de septiembre.

«No debe influir de una manera esencial en el turismo, pero no deja de ser una pérdida de horas y de posibilidades de visitas cuando los demás museos nos esforzamos todos, inclusive el Picasso lo tiene también, en ese horario amplio. Me parece en definitiva una falta de eficacia, una falta de previsión y una falta de interés», cerró el alcalde.

Sobre el polémico cierre vespertino del Museo de Málaga también habló ayer el subdelegado del Gobierno, Miguel Briones, quien sostuvo que después «del esfuerzo realizado» por el Gobierno central, con la inversión superior a los 40 millones de euros, «el servicio público que debe prestarse por esta institución debe estar siempre acompasando la demanda de los ciudadanos y visitantes de nuestra capital, haciendo un esfuerzo como hacen el resto de museos también».

El cierre del museo de la Aduana todas las tardes de la temporada alta turística llega apenas seis meses después de la inauguración del museo, cuyo programa didáctico está pendiente de completarse, y cuando aún quedan por ponerse en servicio la biblioteca, la cafetería, el restaurante y la sede de la Academia de Bellas Artes de San Telmo.

Fotos

Vídeos