La actualidad dibujada

Las páginas de SUR ofrecen el trabajo de una decena de ilustradores que sacan punta a la noticia y perfilan los artículos desde enfoques y estilos bien diversos

La ciudad soñada. El trabajo de Felip Ariza se desplegó por las ocho primeras páginas de SUR en la edición impresa del pasado 24 de diciembre.
La ciudad soñada. El trabajo de Felip Ariza se desplegó por las ocho primeras páginas de SUR en la edición impresa del pasado 24 de diciembre. / Felip Ariza
Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Aquel 16 de mayo de 2011 bastaba con el empate en San Mamés. Se logró. 1-1. Y el Málaga CF firmó la permanencia a falta de una jornada para el final de la Liga. En la última página de la sección de Deportes de SUR, Sergio Cortés titulaba su análisis ‘Dedicado a Julio Salinas’ y recordaba cómo el delantero ‘fallón’ metido a comentarista deportivo había vaticinado cinco meses antes el descenso del club de Martiricos. Junto a esas líneas, el dibujo de un abuelo abrazado a su nieto con un lagrimón de alegría. «Es muy emocionante comprobar que tantos años después hay mucha gente que tiene esa ilustración de imagen de perfil en Facebook, Twitter o WhatsApp», comenta el autor de aquella viñeta, Pachi Idígoras.

«El collage te da frescura y una notoriedad visual importante» Sr. garcía

«Me gusta captar instantes y eso sólo lo experimentas cuando estás en ese lugar» luis ruiz padrón

Pachi forma parte de la decena de ilustradores que de manera habitual sacan punta a la actualidad desde las páginas de SUR a través de viñetas o dibujos. «Es de los periódicos que más ilustraciones maneja y creo que eso le da una seña de identidad y un rasgo diferenciador», reflexiona Pachi, que después de un cuarto de siglo sigue en busca de la simplicidad en sus creaciones.

Arriba, los collages elaborados por el Sr. García acompañan cada sábado en la contraportada de SUR a los relatos escritos por José Antonio Garriga Vela. Abajo, a la izquierda, Luis Ruiz Padrón basa su trabajo en los paseos por la ciudad y en el dibujo al natural. A la izquierda, Pachi es un fijo en las páginas de deportes. / Sr. García, Luis Ruiz Padrón y Pachi.

«Creo que la ilustración añade un matiz muy personal al trabajo. Uno deja mucho de sí mismo en los dibujos y creo que eso se filtra en el periódico y le da un rasgo de autoría diferente», sostiene Luis Ruiz Padrón, autor de la contraportada dominical de SUR desde el pasado mes de octubre: «En mi caso, el proceso creativo es patear la ciudad y descubrir algo que despierte mi interés. En algunos casos voy buscando eventos concretos y en otros, un rincón insólito que me llama la atención», añade.

Y esa labor peripatética hace que Ruiz Padrón, autor también del texto que acompaña a sus ilustraciones,  prefiera el dibujo al natural. «Me gusta captar instantes y esas cosas sólo puedes experimentarlas cuando estás en ese lugar».

«Venía de la pintura y creo que he vuelto a mis orígenes, pero con herramientas digitales» carolina cancanilla

«La ilustración da al periódico una seña de identidad y un rasgo diferenciador» pachi idígoras

Un lugar protagonista que ahora ocupa la ilustración en las páginas de SUR, recuperando así una época dorada del género. «Hubo un momento en que la ilustración en prensa estuvo bastante olvidada, después de un periodo dulce y casi único de los años 50 y 60, que fue un momento esplendoroso para la ilustración en prensa, no sólo en España sino en todo el mundo. Ahora, de un tiempo a esta parte se está recuperando esa importancia», resume Mikel Casal, curtido durante 15 años en el trabajo para diferentes Redacciones. «Siempre busco una idea sencilla, que sea fácil de entender y directa. Esa es la clave», reivindica el autor, cuya ‘marca de la casa’ más identificable es el uso del rosa fucsia en sus caricaturas.

Arriba, Carolina Cancanilla tamiza la tradición pictórica en sus ilustraciones para las páginas de ‘Málaga en Verano’. Abajo, a la izquierda, Encarni Hinojosa ponía en imágenes los vocablos analizados por el profesor Antonio Garrido. A la derecha, el fucsia es uno de los rasgos distintivos en la obra de Mikel Casal. / Carolina Cancanilla, Encarni Hinojosa y Mikel Casal.

Justo la caricatura es un terreno «natural» para Casal y por ahí empezó también la carrera de Ángel Idígoras, que después pasó a las viñetas y ahora anda otra vez con ganas de caricaturas. «No sabía que había que pensar tanto para hacer las viñetas...», comenta el dibujante, que comparte con su hermano Pachi un sentido del humor a prueba de agobios: «Antes me ponía por la mañana a pensar la viñeta, pero siempre se me ocurría al final de la jornada, así que ahora, en lugar de perder la mañana pensando, la dedico a otros encargos y por la tarde ya me pongo. Se me ocurre mejor cuando más apretado estoy de tiempo. Tengo la suerte de que no me estreso por el cierre, dentro de lo que cabe».

«Me gusta reírme de lo que somos, de nuestras paradojas internas»

«La ilustración debe no despegar los pies del suelo para reflejar un hecho noticioso» encarni hinojosa

Al fin y al cabo, Rafael Vega ‘Sansón’ lleva 22 años trabajando como artificiero: «Siempre digo que lo que hacemos es desactivar una bomba que se activa cuando entregas la viñeta del día anterior. En ese momento empiezas a funcionar para tu viñeta siguiente. Por la tarde es el momento de los descartes. A veces aciertas y a veces no. A veces crees que una viñeta es estupenda y se queda fría y otras que te parecen más comunes, estallan». Es lo que pasa con las bombas.

Jóvenes y veteranos

Sansón, Idígoras, Pachi y Casal figuran entre los veteranos de un listado al que se acaba de incorporar la joven ilustradora malagueña Carolina Cancanilla, encargada de poner en imágenes los textos de Lalia González-Santiago, Ana Barreales e Isabel Bellido en la sección ‘Hasta el C*’ de ‘Málaga en Verano’. «Venía de la pintura y al final creo que he vuelto a mis orígenes, pero empleando herramientas digitales para elaborar imágenes con un componente histórico. Me gusta dibujar en papel y después llevarlo al ordenador», explica la autora, instalada en Edimburgo (Escocia) y que ha firmado la portada de la revista ‘Holyrood’, así como trabajos para publicaciones como ‘La Maleta de Portbou’ y ‘BBC History’.

Y en medio del ecosistema de ilustradores de lápiz y/o tableta informática, una ‘rara avis’. Al fin y al cabo, la zoología, la botánica y la anatomía surgen como algunos de los cimientos estilísticos de los collages del Sr. García que cada sábado acompañan al ‘Cruce de vías’ de José Antonio Garriga Vela en la contraportada de SUR: «El collage no es habitual en prensa. Llegué a él porque durante la adolescencia dibujaba un montón, en un momento dado paré porque me sentía oxidado y descubrí que el collage me permitía expresarme de manera muy rápida. Además, te da frescura y una notoriedad visual importante».

«Se me ocurre mejor la viñeta cuando más apretado estoy de tiempo» ángel idígoras

«Ser demasiado descriptivo al final puede resultar aburrido» felip ariza

«Busco una idea sencilla, que sea fácil de entender y directa» mikel casal

«Cuando empecé a utilizar el collage –sigue el Sr. García– me daba una potencia visual que no conseguía lograr con mis propios dibujos. Hay grandes ilustradores en prensa, pero en mi caso empecé por el collage porque noté que era interesante esa forma de elaborar las imágenes». Porque, para el Sr. García, su labor consiste, en esencia, en «resumir con tus propias imágenes lo que está contando el artículo».

Un binomio entre la imagen y el texto que marca la pauta en el caso de los ilustradores y que para Felip Ariza encuentra un protagonista esencial en el director de arte del diario. «Creo que la ilustración tiene más que ver con el diseño que con el arte, porque resuelve un problema. Por eso la ilustración tiene unos requisitos formales para que case con el texto, aunque pueda separarse un poco para evocar cosas añadidas», aporta el autor de la gran ilustración que ocupó las ocho primeras páginas de SUR el pasado 24 de diciembre para acompañar el trabajo titulado ‘La ciudad soñada’.

A Felip Ariza le gusta ver su trabajo como «una parte más del periódico». Una labor conjunta que también aplicaba Encarni Hinojosa en las ilustraciones de la sección ‘Hablar y vivir’ de Antonio Garrido. «Solía elegir la primera o las dos primeras letras de la palabra protagonista de cada artículo y dentro de esas letras empleaba una iconografía que intentase representar el sentido de esa palabra. Era una mezcla de tipografía e iconografía», recuerda.

«Soy de la opinión –cierra Hinojosa– de que es un círculo que gira constantemente. Hago ilustración con tableta pero es muy similar al que pudiera hacer con una acuarela o un carboncillo. Aunque el mundo digital nos haya llevado a una ilustración cercana al 3D, también hay una corriente que vuelve a intentar imitar a los grandes maestros de la pintura, porque al fin y al cabo llevan siglos asentados en el gusto de la gente y para determinados trabajos funciona muy bien».

Porque con los clásicos siempre se gana. O al menos, se empata.

Fotos

Vídeos