Acento malagueño en los musicales

Cuatro artistas formados en Málaga fichan por ‘El Rey León’, ‘Billy Elliot’, ‘Mayumaná Rumba!’ y ‘Dirty Dancing’

REGINA SOTORRÍO

Durante la conversación queda claro que el suyo es un trabajo muy físico, con sesiones previas que parecen entrenamientos más que ensayos, y sin apenas descanso. Trabajan cuando los demás se relajan. Y, pese a todo, hablan de lo que hacen con emoción. «Es un pelotazo», dice Manuel Albarracín. «Estoy en una nube», señala Miriam Queba. «Es un escaparate y un aprendizaje», valora Olga Magaña. «Una meta conseguida», añade Marisa Pareja. Se refieren a ‘Billy Elliot’, ‘El Rey León’, ‘Mayumaná Rumba!’ y ‘Dirty Dancing’, cuatro producciones musicales de gran formato que comparten acento malagueño.

Los cuatro son capaces de cantar, bailar y actuar en escena; se han preparado para ello durante años en diferentes escuelas de Málaga, pero estos espectáculos son la verdadera prueba de fuego. Aquí el nivel de exigencia se multiplica por el público potencial que les verá al otro lado del escenario. Y eso dispara también la responsabilidad.

Manolo Supertramp, Olga Magaña, Miriam Queba y Marisa Pareja actúan en montajes donde el nivel de exigencia se multiplica por el público potencial

Miriam Queba se ha reincorporado esta semana después de unos días de descanso a la mayor producción musical en cartel, ‘El Rey León’ en el Lope de Vega de Madrid. Tras dos meses de ensayos y una semana sobre el escenario interpretando distintos papeles, la joven rondeña afronta ahora el reto de transformarse en ‘Nala’, la leona cómplice de ‘Simba’. «No es una princesita Disney, es una mujer fuerte, una adolescente que se ha hecho mujer antes de tiempo», explica sobre su personaje.

En muchos casos trabajan seis días con hasta nueve funciones semanales

Llegó a él sin esperarlo: era el primer ‘casting’ al que se presentaba en su vida, animada por uno de sus profesores de la Escuela Superior de Artes Escénicas de Málaga (ESAEM). «Lo hice como experiencia, era mi último año de carrera y pensé que sería bueno para espabilarme». Pasó las pruebas iniciales, recibió el visto bueno de Disney y fichó por ‘El Rey León’. «¡Ahora soy la más pequeña del musical!», exclama.

Esfuerzo físico

Por delante tiene un año de contrato de seis días y nueve funciones semanales, con la carga física que eso conlleva. Porque en ‘El Rey León’ no solo se trabaja la voz, la postura corporal es vital para recrear el movimiento de los animales y hacer verosímil el paso de una gacela, una hiena o un león. «Los ensayos son duros porque no son ensayos, son en realidad entrenamientos», confirma.

Ellos son, dice Marisa Pareja, como los «deportistas de élite», con sus sesiones de ejercicio físico y también con sus lesiones. La torremolinense, parte del elenco de ‘Dirty Dancing’ (hasta el 6 de agosto en el Teatro Cervantes), lo sabe bien. Una luxación de hombro ha mantenido a esta torremolinense tres semanas alejada de los escenarios, a los que se ha incorporado justo en el paso de la gira por Málaga. Curtida en diferentes musicales y programas de televisión, asegura que esta es la producción «más exigente para un bailarín». «No canto, pero es un reto muy físico», explica minutos de hacer su calentamiento diario antes de salir a escena.

Los ensayos funcionan como entrenamientos para mantenerse en forma

Ensayos intensivos le esperan en Madrid a partir del 1 de agosto a Manuel Albarracín, o mejor dicho, Manolo Supertramp, nombre artístico que asumió después de que le llamaran así por error en un certamen de claqué. El malagueño será parte del elenco de ‘Billy Elliot’, uno de los musicales más esperados de la próxima temporada que se instalará en el Teatro Nuevo Alcalá. Incluso se han hecho obras en el auditorio para dar cabida a la producción. Serán dos meses «a full» con siete horas de ensayo diarias para levantar el telón el 5 de octubre y afrontar ocho funciones semanales.

Mientras tanto, dejará aquí en buenas manos su escuela Claqué Málaga, el baile que le ha abierto la puerta de ‘Billy Elliot’. No siempre fue su disciplina, de hecho empezó en el flamenco con La Lupi. Pero esa facilidad para el ‘zapateo’ unida a su pasión por el jazz, a los muchos vídeos que vio de Gene Kelly y a los cursos que hizo por el mundo, le especializaron en los pasos del tacón-punta.

Una gran maquinaria

Por el camino estudió interpretación textual y musical en la Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga (ESAD). Ha bailado en tablaos, trabaja con la compañía malagueña Nuevo Teatro Musical y ha creado El Espeto Feliz, experiencias que le han valido para «coger fondo» y estar a punto para sumarse a la «gran maquinaria» que implica un musical de estas características, con Natalia Millán, Carlos Hipólito y Adrián Lastra.

Le ficharon cuando le vieron bailar claqué en una prueba para ‘Mayumaná Rumba!’, espectáculo que comparte productora con el musical del niño que sueña con ser bailarín profesional. Precisamente le avisó del ‘casting’ Olga Magaña, almeriense formada en Málaga que desde hace nueve meses forma parte de ese montaje multidisciplinar.

Después de ese tiempo, Magaña sigue haciendo casi a diario ejercicios de coordinación y psicomotricidad. La producción lo exige. «Hay que sincronizar movimientos diferentes entre pies y manos, a nivel artístico es una herramienta buenísima». Bailarina de profesión, en este montaje se atreve además a cantar y a tocar instrumentos. «Es todo un aprendizaje». Entre ellos, uno que conoce bien: las castañuelas. Porque Olga Magaña es una artista versátil formada en distintos lenguajes, pero sus raíces están en la fusión del flamenco y el contemporáneo a través de su propia compañía, Ararí Danza. De hecho, en cuanto tiene un hueco... «sigo maquinando cosas para mi proyecto personal, no puedo parar», dice.

Ha hecho temporada en Madrid, de donde se lleva el haber conocido a muchos artistas con los que quiere colaborar en el futuro, y ahora gira por España con este montaje basado en las canciones de Estopa. El 21 de septiembre hará parada en casa, en el Teatro Cervantes.

SUR

Olga Magaña (’Mayumaná Rumba!’). Una artista versátil de raíz flamenca

Edad. Almeriense de 34 años.

Formación. Flamenco y Coreografía en el Conservatorio Superior de Danza de Málaga. Formada a través de cursos en distintos lenguajes.

Experiencia. Ha fundado su propia compañía, Ararí Danza. Ganó el primer Premio MálagaCrea 2015 con su espectáculo ‘Toma que time’

Francis Silva

Marisa Pareja (’Dirty Dancing’). Una profesional entre las tablas y la televisión

Edad. Torremolinense de 29 años.

Formación. Comienza en la ESAD de Málaga y continúa en Los Ángeles, Nueva York y Barcelona.

Experiencia. Compagina las tablas (‘Hoy no me puedo levantar’, ‘40 principales, el musical’, ‘The Hole 2’) con televisión (‘El Hormiguero’, ‘Fama a bailar’, ‘Got talent’).

J. A. Hierrezuelo Moll

Miriam Queba (’El Rey León’). Un debut de la mano de ‘Nala’

Edad. Nació hace 21 años en Ronda.

Formación. Ha estudiado en la Escuela Superior de Artes Escénicas de Málaga (ESAEM), que prepara en baile, canto e interpretación.

Experiencia. Su papel de ‘Nala’ en ‘El Rey León’ es su primera experiencia laboral, más allá de las obras realizadas en la escuela.

Pablo López

Manolo Supertramp (’Billy Elliot’). El maestro de claqué que primero zapateó

Edad. Malagueño de 35 años.

Formación. Interpretación Textual y Teatro Musical en la Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga (ESAD). Estudió flamenco con La Lupi y se inició en el claqué de forma autodidacta.

Experiencia. Ha bailado en tablaos, forma parte de la compañía Nuevo Teatro Musical y ha fundado la escuela Claqué Málaga.

Fotos

Vídeos