La Academia de San Telmo se suma a las críticas por la retirada de las obras de Eugenio Chicano

Las obras de Chicano están ocultas en la parroquia del Santo Ángel./
Las obras de Chicano están ocultas en la parroquia del Santo Ángel.

«Durante medio siglo estas imágenes han inspirado oraciones», defiende la institución tras la decisión del párroco del Santo Ángel de ocultar dos creaciones del artista

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

La Real Academia de Bellas Artes de San Telmo se sumó ayer a las críticas por la decisión del párroco de la iglesia del Santo Ángel de retirar dos obras del artista malagueño Eugenio Chicano del altar del templo por entender que esas creaciones «no inspiran a la devoción». A través de un comunicado firmado por su junta directiva, la Academia de San Telmo mostró su respaldo a Chicano, académico de la institución, y cuestionó las decisiones y los argumentos adoptados por el sacerdote José Diéguez.

«Durante medio siglo estas imágenes han inspirado oraciones, los vecinos estaban orgullosos de ellas, porque las asumieron como propias, se identificaban con ellas, y son expresión de su devoción, de su patrimonio, de su propia cultura», argumentan los académicos en alusión a la retirada de las dos obras de Chicano: la ‘Virgen de la Tralla’ (1971) ha sido ocultada por un altar con una imagen mariana de estilo más realista, mientras que el ‘Cristo Crucificado’ (2011) donado por Chicano a la Diócesis años después ha sido descolgado y sustituido por otro lienzo con el mismo motivo religioso.

El Crucificado ha sido sustiuido.
El Crucificado ha sido sustiuido.

«¿Por qué no es bello el mural de Chicano? ¿Por qué se dice que no inspira devoción? Esta obra le fue encargada al artista en 1971 cuando se consagró la parroquia y, sumergiéndose en la realidad del barrio, consensuó sus ideas con el padre Jacobo, párroco de entonces, los feligreses y algunos intelectuales católicos», recuerda la Academia.

«Así a los seis ángeles guardianes y los cuatro que flanquean el Sagrario y la Virgen que sostiene al Niño y una red de pesca, les fabricó sus alas con los envases de conservas procedentes de las industrias próximas. Se quiso, en un barrio que fue fabril y de pescadores, recurrir a estos materiales pobres y de desecho para las imágenes veneradas en una ofrenda íntima y simbólica del trabajo del pueblo», esgrime la vetusta institución cultural.

Un altar oculta la ‘Virgen de la Tralla’.
Un altar oculta la ‘Virgen de la Tralla’.

«Por otro lado, recurrir a la fábula de ‘El nuevo traje del Emperador’ para indicar que ‘nosotros también estamos engañados’, es fuerte. Chicano es un pintor bien reconocido internacionalmente, que ha acometido diferentes géneros, y en su producción no es menor la pintura religiosa. No se ha limitado a murales en las iglesias», lamenta la Academia de San Telmo, en alusión a una de las reflexiones planteadas por el sacerdote tras el revuelo provocado por su decisión de ocultar las dos obras de Chicano.

La decisión del sacerdote saltaba a la luz pública hace ahora una semana, tras la denuncia del historiador del arte Jorge Cabrerizo. La decisión del párroco llevó al propio Chicano a pedir la intervención del obispo de Málaga, Jesús Catalá, para restablecer sus obras a su lugar original. El Obispado ha trasladado los hechos a su departamento de Patrimonio para que analice lo sucedido, mientras las críticas por la decisión del sacerdote han llegado desde la Fundación Aduana Museo de Málaga, así como de parte de diversos creadores malagueños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos