Diario Sur

'El muro' de Pink Floyd se construye en el Cervantes

video

Los intérpretes de ‘El muro’ ensayan el musical que hoy llevan al Cervantes en la ESAD. / Álvaro Cabrera

  • La compañía malagueña Nuevo Teatro Musical estrena hoy un concierto escenificado del disco de la banda de rock

  • El proyecto fin de carrera de la ESAD de Juan Antonio Hidalgo salta al escenario profesional con un elenco formado por alumnos de la escuela

Es un concierto de rock, pero hay actores, nada menos que 21. La música aquí importa y mucho, es la base, pero no es lo único. ‘The wall’ (1979), el undécimo álbum de Pink Floyd, cobra hoy vida en el Teatro Cervantes con ‘El Muro’. El espectáculo gestado en la Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga (ESAD) da el salto a un escenario profesional con una propuesta original que pone imágenes en vivo a temas ya míticos como ‘Another brick in the wall’. Lo hace con un amplio elenco de actores y voces formados en Málaga, bajo el paraguas de la compañía malagueña Nuevo Teatro Musical y con la música en directo de roqueros de la escena local orquestados por el pianista Nacho Doña.

‘El Muro’ llega al Cervantes apenas dos semanas después de presentarse en el auditorio de la ESAD como proyecto fin de carrera de Juan Antonio Hidalgo. ‘El Muro’ representa su «reinvención» después de que hace unos años cambiara los medios de comunicación por la dirección teatral. «Cuando la crisis nos sacudió a todos me replanteé por qué no hacer lo que había querido siempre y me puse a estudiar», cuentaHidalgo, de 48 años.

Ahora cierra un ciclo con esta propuesta consagrada a uno de sus ídolos musicales. «Para mí es tocar algo sagrado. Por eso lo hemos revisionado ¡Pero cuidadito, que hablamos de Pink Floyd!», deja claro. La música es fiel a la original –en inglés y con subtítulos únicamente en las dos canciones finales– pero con alguna diferencia: de una voz líder aquí hay cinco y solo una de ellas es masculina. «La gente ha aceptado muy bien ese cambio a femenino», asegura Carmen Elena Aguilera, alumna de tercero de Musical. Confiesa que el rock no estaba entre sus géneros preferidos:«Ahora me he convertido en roquera», añade.

Ellos cantan mientras una veintena de actores escenifican la historia que Roger Waters concibió en ‘The wall’. El disco aborda la incomunicación humana a través de un cantante de rock que poco a poco se aísla del mundo, como si un muro le separara de su público. ¿Pero quién es el responsable de levantar esa barrera: uno mismo o los demás? Como explica Hidalgo, todo parte de una sensación del propio Waters. «En un momento de su carrera en la que el rock empieza a ganar apellidos –rock duro, progresivo, punk rock...– y en la que proliferan los grandes conciertos, siente que el público no va realmente a escuchar música, que se ha creado un muro de incomunicación con el espectador, que incluso si se equivocaran en un acorde nadie se iba a dar cuenta», detalla.

La historia se representa sin texto, solo con canciones, lo que exige un intenso trabajo corporal. «Lo que distingue una mala función de otra que puede tocar al público es la precisión en la ejecución del movimiento. Y cualquier propuesta plástica y de cuerpo requiere de muchas horas para conseguirlo», asegura el director. Sus actores lo corroboran. «El resultado es fantástico, pero ha sido muy duro, muchos meses con clases por la mañana en la escuela y ensayos por la tarde», cuenta Julia Fernández, alumna de tercero de Textual. En su primer proyecto teatral en el que no dice ni una palabra: «Todo lo explicamos con el cuerpo», detalla.

Para los 26 alumnos de la ESADimplicados en este proyecto, ‘El Muro’ les brinda una oportunidad única: debutar en el primer escenario de la ciudad. «Es como darle chucherías a un niño chico. ¿A qué más podemos aspirar estando estudiando? Actuar en el teatro de la escuela ya nos parece grande, pues imagínate en el Cervantes», declara Julia. Para Manuel Castillo ha sido llegar y triunfar: en su primer año de carrera se sube a un escenario profesional. «Y he aprendido más en los ensayos que en las propias clases de la escuela», admite.

Un momento del ensayo general.

Un momento del ensayo general. / Álvaro Cabrera

Para Nacho Doña, director musical del espectáculo, ellos son un reflejo del talento que genera Málaga. El también pianista defiende la viabilidad de un proyecto de estas características ylo demuestra con pruebas: Nuevo Teatro Musical acaba de llenar durante tres días el Teatro Cervantes con ‘Chicago’, otro proyecto que nació en las aulas de la ESAD: «Cuando apuestas fuerte por algo, el público responde. Pero si vas con la idea de ir a lo mínimo porque no sabes cuánta gente lo va a ver, será un fracaso. Si se tiene ambición, se puede». Y eso les sobra.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate