La Asociación de Editores reforma sus estatutos y se abre a los medios digitales

La nueva Junta directiva de AMI formada por Vocento, Prisa, Unedisa, Grupo Godó, Prensa Ibérica, Grupo Zeta, La Razón, La Voz de Galicia, Grupo Joly, Grupo Henneo, Diario de Navarra, Grupo Serra, Grupo Promecal, El Progreso de Lugo, Diario de León y Gaceta de Salamanca.
La nueva Junta directiva de AMI formada por Vocento, Prisa, Unedisa, Grupo Godó, Prensa Ibérica, Grupo Zeta, La Razón, La Voz de Galicia, Grupo Joly, Grupo Henneo, Diario de Navarra, Grupo Serra, Grupo Promecal, El Progreso de Lugo, Diario de León y Gaceta de Salamanca. / R. C.
  • Cambia su nombre por Asociación de Medios de Información (AMI) y nombra presidente a Javier Moll

La Asociación de Editores Españoles (AEDE) ha reformado sus estatutos para permitir la incorporación de todo tipo de medios informativos, ya sean de papel o nativos digitales, gratuitos o de pago. En la asamblea general celebrada este jueves se decidió también -como consecuencia de esta apertura a la participación de digitales- cambiar el nombre por el de Asociación de Medios de Información (AMI). Los editores destacaron en un comunicado que la «profunda» reforma de los estatutos sociales y los cambios aprobados «suponen una auténtica refundación».

Asimismo, se ha producido el relevo al frente de la asociación. La asamblea nombró por unanimidad máximo responsable de AMI al presidente de Prensa Ibérica, Javier Moll, que sustituye en el cargo al consejero delegado de Prisa, José Luis Sainz. Los editores aprobaron la remodelación de los órganos de gobierno de la entidad y la renovación de la junta directiva, que a partir de ahora estará formada por presidentes ejecutivos o consejeros delegados de las empresas asociadas. Se ha creado una comisión ejecutiva formada por Javier Moll, presidente de Prensa Ibérica; Juan Luis Cebrián, presidente del Grupo Prisa; Luis Enríquez, consejero delegado de Vocento; Fernando de Yarza, presidente de Henneo, y Antonio Miguel Méndez Pozo, presidente de Promecal.

La AMI mostró su voluntad de crear un espacio de encuentro entre los periodistas y los editores a través de un ente específico como ya lo ha hecho con éxito la WAN, la asociación mundial de periódicos. La asamblea guardó un minuto de silencio por los seis periodistas asesinados en lo que va de año y reiteró el compromiso de los editores con sus lectores, buscando facilitar la información a través de todas las plataformas que la tecnología pone a su alcance, como subrayó el presidente saliente, José Luis Sainz.

El presidente de AMI, Javier Moll, resaltó la labor fundamental que desempeñan los periodistas: «Una empresa de medios informativos sin periodistas no es nada». Moll destacó igualmente el firme compromiso de los editores con la libertad de información, que es ejercida desde la responsabilidad cívica y jurídica, respondiendo ante la sociedad de sus errores y sus aciertos. En este sentido, contrapuso los principios de credibilidad, veracidad, respeto y pluralidad de la actividad informativa con las prácticas de quienes han generado el fenómeno de las «noticias falsas», algo que «la sociedad contempla atónita», dijo Moll.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate