Picasso lleva el Mediterráneo a Madrid

Uno de los estados finales de la serie ‘Toro’ (1945-46). c) Sucesión Pablo Picasso, VEGAP, Málaga, 2017.
Uno de los estados finales de la serie ‘Toro’ (1945-46). c) Sucesión Pablo Picasso, VEGAP, Málaga, 2017. / c) Sucesión Pablo Picasso, VEGAP, Málaga, 2017.
  • La Casa Natal firma el segundo préstamo más importante de su historia con la cesión de 91 obras a la Fundación Canal de Isabel II

En 14 años apenas han salido media docena de veces de casa. De la Casa Natal de Picasso, para ser exactos. Los once grabados realizados por el malagueño entre diciembre de 1945 y enero de 1946 en los que va destilando la figura de un toro desde el retrato casi realista hasta apenas un puñado de trazos. «Es un conjunto que tienen muy pocos museos y nosotros tampoco lo hemos prodigado mucho en el exterior», resume Mario Virgilio Montañez, jefe de Promoción Cultural de la agencia municipal que gestiona la Fundación Picasso y las filiales del Pompidou y del Museo de Arte Ruso de San Petersburgo.

Esa rareza convierte a la serie taurina en uno de los grandes alicientes de ‘Picasso y el Mediterráneo’, la exposición que la Fundación Canal de Isabel II de Madrid ofrecerá a partir del día 31 gracias al préstamo de 91 obras de la colección de la Casa Natal, aprobado ayer en el Consejo Rector de la entidad.

‘Degas soñando’ (1971), pieza destacada del montaje.

‘Degas soñando’ (1971), pieza destacada del montaje. / c) Sucesión Pablo Picasso, VEGAP, Málaga, 2017.

‘Picasso y el Mediterráneo’ representa, además, la segunda cesión de mayor envergadura acometida por la Casa Natal en sus casi tres décadas de historia. Sólo las 226 obras que formaron parte de la gira emprendida por Corea del Sur entre 2013 y 2014 superan ese registro, tal y como recuerda el propio Montañez. «El programa de exposiciones en el exterior comenzó como tal en septiembre de 2001 y en este tiempo hemos organizado 52 proyectos en 63 ciudades de 17 países de Europa, América y Asia», detalla Montañez antes de recordar que casi el 40% de las ‘exportaciones’ de la Casa Natal se han realizado en los seis últimos años.

«Con la Fundación Canal de Isabel II ya habíamos colaborado con la exposición ‘Picasso. El eterno femenino’. Como la experiencia fue muy satisfactoria y sabiendo que la exposición va a coincidir con el arranque de la temporada de verano, nos pidieron un proyecto fresco y vivo y les propusimos esta muestra sobre la relación entre el artista y el Mediterráneo, desde la Antigüedad hasta la modernidad», detalla Montañez al hilo de la muestra que reúne grabados, libros ilustrados y una decena de cerámicas picassianas.

Toda su trayectoria

Las 91 obras de la colección de la Casa Natal permanecerán en Madrid hasta finales de agosto y, como contrapartida, la institución municipal recibirá 25.000 euros por parte de la fundación madrileña, tal y como establece el expediente aprobado ayer en el único punto de la reunión del Consejo Rector de la Casa Natal.

‘Picasso y el Mediterráneo’ repasará además buena parte de la trayectoria del autor con obras que cubren el periodo entre 1905 y 1971. La primera es el grabado ‘Salomé’ mientras que la pieza más ‘moderna’ la realizó Picasso dos años antes de su muerte y lleva por título ‘Degas soñando. Pareja en carro siciliano y hombre joven con toga’ (1971).

Son algunas de las piezas destacadas de la muestra que recalará en la fundación del Canal de Isabel II, epicentro de la ‘Operación Lezo’ que investiga posibles casos de corrupción en el Gobierno de Madrid. Eso sí, desde la Casa Natal recuerdan que la fundación de destino de sus obras está al magen de esos asuntos turbios. Aquí el asunto es la luz, la luz del Mediterráneo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate