«Voy a realizar en Ronda el objeto más increíble de mi vida»

Starck, en el centro, en la inauguración de la exposición.
Starck, en el centro, en la inauguración de la exposición. / Fernando González
  • El diseñador Phillipe Starck esboza en el Centre Pompidou Málaga las claves de la almazara que diseña para la Ciudad del Tajo

“Tuve un 'shock'. Sentí que estaba en uno de los lugares más poderosos del mundo, sentí una potencia misteriosa”. El diseñador y arquitecto Philippe Starck hablaba esta mañana sobre la almazara que ha diseñado en Ronda y que a principios de este mes obtenía el consenso político necesario para convertirse en realidad. “Voy a hacer en Ronda el objeto más increíble de mi vida”, sostenía el autor de multitud de artículos convertidos en objetos de culto para los amantes del diseño.

Starck pretende con la almazara “sintetizar toda la fuerza de Andalucía”. El proyecto podría hacerse realidad en 2020 y supondrá una inversión de 18 millones de euros por parte de la empresa de origen rondeño La Almazara LA Organic S. L. “El proyecto era hacer una almazara, no íbamos a hacer una fábrica ni un monumento para la gloria del arquitecto. Se trataba una vez más, gracias a mi obsesión, de que ofreciera un servicio. En lugar de hablar del aceite de oliva, hablé de este poder y trabajé mucho, porque sabía que era complicado y difícil. Trabajé tres o cuatro años para hacer algo que tuviera la misma potencia que lo que quería expresar y creo que lo conseguí cuando vemos las imágenes. Se nos eriza el vello y la gente se sorprende porque todo está ahí”, ha sostenido Starck.

noticia relacionada

“Es una arquitectura basada en la violencia, un cubo enorme en hormigón hecho con tierra local, así que también hay grandes símbolos ahí. Hay un cuerno de toro gigantesco de acero que tiene tres o cuatro pisos de altura, una aceituna en el muro, una llama que es la llama de Andalucía y también un ojo, que es muy surrealista. Es el ojo de Picasso, que pedimos la autorización para utilizarlo junto a este humo negro que sale para mostrar la complementariedad de las energías de la almazara”, seguía el arquitecto.

“Hay sorpresas increíbles, como el hecho de que uno de los primeros aviones del mundo no lo hizo un americano o un francés, sino que se hizo en Andalucía y se reconstruye ese primer avión del mundo que tiene una belleza extraordinaria. Se podrá descubrir eso y también el retrato de los sabios andaluces, la gente que ha revolucionado y creado las corridas de toros...”, apostillaba el autor.

Y cerraba: “Vamos a entrar en un lugar en que no aprendemos, sentimos, de una forma tan violenta que no importa si somos jóvenes o viejos, de qué país venimos, se siente. Eso es lo que me interesa, no que la gente salga diciendo '¡Guau, Starck, qué gran arquitecto!'. Eso no me interesa para nada. Quiero que salga diciendo 'He estado en uno de los lugares con más poder del mundo y ese poder me ha despertado, me ha hecho más creativo, más fuerte en las pruebas de la vida'. Es una gran lección de humanidad lo que van a sentir en esta almazara en Ronda y ese es el interés de mi trabajo. No queríamos hablar del aceite de oliva, que es maravilloso, sino que queríamos hablar de nosotros y, sobre todo, de vosotros, los andaluces, de la especificidad andaluza para este proyecto”.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate