¿Y si el cuadro de la abuela vale miles de euros?

¿Y si el cuadro de la abuela vale miles de euros?
  • Un curso ofrecerá la semana que viene en Málaga las claves para tasar una obra de arte

Suena con frecuencia la cantinela de que el mercado del arte es móvil como la 'donna' de la ópera. Y sin negar del todo la mayor, hay criterios objetivos capaces de justificar el valor de una obra. Pautas que ayudan a determinar si aquellos cuadros que dejó la abuela son más preciados de lo que parecen o si el trastero guarda algún pequeño tesoro inédito para los ojos del profano.

Asuntos que irán desfilando a partir del próximo jueves en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC Málaga) como parte de los contenidos del curso 'Catalogación, tasación y peritaje de obras de arte', promovido por la Fundación Valentín de Madariaga y Laboratorio de las Artes. “Es la primera vez que unimos ambas temáticas en el mismo seminario, ya que en el pasado hemos realizado por separado cursos sobre catalogación y sobre tasación”, recuerda Ana Medina, de la Fundación Valentín de Madariaga, sobre las iniciativas emprendidas en 2014 y 2015 en la Fundación Picasso-Museo Casa Natal.

Medina ofrece algunas pistas básicas a la hora de esbozar ese proceso de catalogación y peritaje. En primer lugar diferencia entre piezas de arte contemporáneo y obras de siglos pasados. En este último caso, recomienda empezar por la búsqueda de la firma del autor. “Si tiene firma o no resulta muy importante para establecer unos primeros parámetros”, explica. A partir de ahí, la temática y la posible adscripción a alguna escuela ayudarán a encauzar la labor.

En cuanto al arte más actual, Medina recuerda la existencia de multitud “de páginas en Internet, herramientas y revistas con listados de los artistas más cotizados”. Sería el primer Hay que investigar sobre un artista a la hora de tasar una obra, sobre todo en cuanto al arte contemporáneo. Criterios como la cotización en el mercado, la presencia del autor en los fondos de museos y colecciones y las instituciones donde haya completado su formación también resultan útiles para ponerle ceros a la pieza en cuestión.

Quién sabe, puede que cultivando un poco el ojo nos llevemos alguna grata sorpresa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate