Diario Sur

Un ajuar para Leonora Carrington

María Bueno y su madre, Ángeles Castellano, presentan ‘Un vestido para Leonora’ en Gravura.
María Bueno y su madre, Ángeles Castellano, presentan ‘Un vestido para Leonora’ en Gravura. / Sur
  • La artista malagueña María Bueno firma en Gravura junto a su madre, Ángeles Castellano, un homenaje a la creadora mexicana

málaga. ‘Hoy mis baños, Leonora, mi barro / salimos al jardín, ruidos de pájaros de las fuentes / y este olor de las flores y los gatos que los ves corriendo detrás de las moscas / los saltamontes, las plantas de forma de nubes blancas y verdes / los gatos se movían, acechando los pájaros que con sus dientes, las caricias ellos hacían’.

La vida hizo esperar a Ángeles Castellano para que aprendiera ciertas cosas, como leer y escribir. Antes llegaron el campo, el trabajo. Luego se tomó la revancha y le puso forma de poemas como el dedicado a Leonora Carrington que abre estas líneas, como los que han inspirado muchas de las obras que ha realizado a cuatro manos junto a su hija, la artista María Bueno. El resultado es ‘Un vestido para Leonora’, la exposición recién inaugurada en el Taller Gravura, que representa una suerte de ajuar, un «regalo» que ambas quieren hacerle a la artista británica de nacimiento y mexicana de adopción justo ahora que se cumple el centenario de su nacimiento.

«Hemos trabajo juntas, de una forma muy natural y espontánea. Mi madre empezaba un dibujo y yo lo continuaba o al contrario. Las piezas ha ido surgiendo al modo de un cadáver exquisito», explica María Bueno sobre el proyecto que presentan en Gravura hasta el 5 de mayo.

«A mi madre le encanta coser y como homenaje a Leonora pensamos que podríamos hacerle un regalo simbólico que serían unos trajes, a menudo un poco surrealistas, como los que ella misma llevaba en vida», explica la artista malagueña sobre la nueva exposición que ofrece en el veterano taller de grabado de la capital.

Dibujos y vestidos

«Por un lado hay dibujos y, por otro, los trajes y vestidos que hemos realizado a partir del collage, pegando trozos de papel, cartón y tela, con materiales muy pobres pero con mucha imaginación, como solía trabajar la propia Leonora», sigue Bueno sobre la propuesta.

Una muestra que apenas ofrece una pequeña parte de la ingente producción que madre e hija han sido capaces de elaborar en unos pocos meses. «Tendremos alrededor de cien trajes y casi 200 dibujos», resume Bueno, que plantea ‘Un vestido para Leonora’ como la «continuación» de ‘Danza en el barco rumbo a Chepitaland’, el proyecto que mostró en el Ateneo de Málaga a finales de 2015.

No en vano, aquella propuesta se basaba en la obra de teatro ‘El santo cuerpo de Grasoso’, escrita entre Remedios Varo y Leonora Carrington. Y ahora, la Universidad de Lancashire, la localidad inglesa donde nació Carrington, se ha puesto en contacto con Castellano y Bueno, para que participen en las actividades organizadas con motivo del centenario de Carrington.

Otro regalo. En esta ocasión, de Leonora para ellas.