Diario Sur

Javier Artero: la tensión hace la fuerza

Javier Artero, junto a uno de los vídeos que forman parte de la exposición.
Javier Artero, junto a uno de los vídeos que forman parte de la exposición. / Paula Hérvele
  • El artista melillense lleva su reflexión sobre los antagonismos a la Galería Isabel Hurley

  • El interés por el paisaje y el uso de imágenes en apariencia paradójicas se mantienen como asuntos centrales en la obra del autor que hoy estrena su nuevo proyecto

Un paracaídas que ni para ni cae. Una travesía en barco donde no sabes si te acercas o te alejas de la orilla. Dos banderas, una roja y otra verde, que ondean al mismo tiempo, enfrentadas, sin tocarse ni decidir si debes o no darte un baño en el mar. «Son imágenes que plantean un conflicto interesante», desliza Javier Artero mientras ultima ‘Never odd or even’, la exposición que inaugura hoy en la Galería Isabel Hurley y que podrá verse hasta el 13 de mayo.

El proyecto plantea desde el propio título un juego de relaciones y espejos, una reflexión sobre los «antagonismos» y «resistencias» que Artero brinda a partir de imágenes en apariencia inverosímiles, construcciones visuales que representan la plasmación estética de una idea recurrente en su trabajo: los palíndromos, las palabras, las frases y las escenas que pueden leerse, verse, igual en un sentido y en el contrario. Todo ello cruzado por su permanente reflexión sobre el paisaje, en este caso, marítimo.

El resultado se ofrece al espectador en piezas como las dos pantallas enfrentadas que muestran, de un lado, la sierra de Mijas y, de otro, el Cabo melillense de Tres Forcas. «Realizo ese viaje muy a menudo y, durante un trayecto de los largos, que dura ocho horas, empecé a grabar. Luego, viendo las imágenes, me pareció interesante trabajar sobre lo que había grabado», recuerda Artero (Melilla, 1989) ante la pieza que brinda imágenes casi idénticas en las que «cuando partes, todo es azul y, cuando llegas, naranja». Colores complementarios para escenas que no dejan claro si partes o llegas, si vienes o vas.

La anécdota sobre la génesis de la pieza recuerda la importancia que para Artero tiene el proceso de elaboración a partir de su propio tránsito. «Trabajo con el entorno, con lo que tengo a mi alrededor», ilustra el autor en una conversación en la que surge la referencia casi ineludible del libro ‘El paseo’ de Robert Walser, donde el simple deambular se convierte en objeto artístico.

Conexiones inesperadas

«Trabajo con elementos del paisaje marítimo. Todo forma parte del paseo. Cuando se producen conexiones entre elementos en apariencia inconexos, las uso de manera alegórica. Se trata de una excusa para tratar acontecimientos más amplios, como las tensiones que se ven en los vídeos, pero que pueden extrapolarse», acota el autor, que ha recibido la Beca DKV y que ha mostrado su trabajo en espacios como el Museo Es Baluard de Palma de Mallorca, la Colección del Museo Ruso en Málaga y el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC).

Justo ‘Never odd or even’ (Nunca par ni impar) surge como «la continuación» de la propuesta que presentó en la muestra colectiva del CAAC ‘Qué piensan, qué sienten, los artistas andaluces de ahora’. Y ahora, es el turno de Artero.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate