Diario Sur

La Junta rehace su relación con el Festival de Málaga y se convierte en su segundo patrocinador institucional

Francisco de la Torre y Rosa Aguilar firmaron ayer el acuerdo de colaboración. :: álvaro cabrera
Francisco de la Torre y Rosa Aguilar firmaron ayer el acuerdo de colaboración. :: álvaro cabrera
  • La Consejería de Cultura firma un acuerdo «con vocación de permanencia» y aporta 150.000 euros a la edición que comienza el próximo viernes

No parece que estén los tiempos para hacer esperar a un patrocinador y, sin embargo, los representantes de la Junta de Andalucía debieron aguardar ayer durante sus buenos 25 minutos a las puertas del Teatro Cervantes la llegada del alcalde Francisco de la Torre. Eso sí, el regidor se bajó del coche con atlética premura y bromeó a la consejera de Cultura, Rosa Aguilar: «Al menos vengo corriendo».

Y al correr del tiempo, la relación de la Junta con el Festival de Málaga se ha ido rehabilitando, hasta el punto de que, a la luz del acuerdo firmado ayer entre Aguilar y De la Torre, el gobierno andaluz se convierte en la segunda institución que más dinero aporta a la organización del certamen que comenzará su vigésima edición el próximo viernes.

En ese ámbito institucional, los 150.000 euros que la consejería aportará al certamen quedan sólo por detrás de los 1,77 millones que el Ayuntamiento destina al festival y superan los 100.000 euros consignados por parte del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Regresa así la Junta a una cita de la que se bajó allá por 2012 y que llegó incluso a contraprogramar con sus propias actividades cinéfilas en la ciudad por las mismas fechas que la celebración del festival.

Ahora todo eso parece agua pasada. Tanto es así, que la consejera reiteró ayer en varias ocasiones que el acuerdo suscrito ayer con el Festival de Málaga Cine en Español llega con «vocación de continuidad», si bien esa continuidad está pendiente de concretarse.

«Esta apuesta por el Festival de Málaga y por la ciudad tienen vocación de continuidad. No hablamos de un hecho aislado y puntual, sino de un compromiso de la Junta de Andalucía con el Festival de Málaga», defendió la consejera. «Estamos y vamos a seguir estando», remarcaba Aguilar antes de apostillar: «Estamos ante una de las citas más importantes del panorama cinematográfico español, una referencia en el ámbito nacional e internacional».

En este nuevo escenario, Aguilar reivindicó el acuerdo como una «apuesta total por el festival» por parte del Ejecutivo andaluz. «Este patrocinio también expresa un apoyo decidido y total al cine andaluz», sostuvo la consejera, que ha aludió a la colaboración de la institución autonómica en los 'Spanish Screenings-Málaga de Cine 2017', dedicados a la comercialización de producciones en el ámbito nacional e internacional.

La actividad económica

Aguilar quiso recordar que el Museo Picasso Málaga seguirá siendo en esta edición uno de los escenarios del festival, al tiempo que repasó el peso económico del audiovisual andaluz con varias cifras relativas al año pasado: 1.210 rodajes, 16.699 empleos y 100 millones de euros de impacto económico. Guarismos que ha usado la consejera como telón de fondo para remarcar la colaboración «leal y de manera continuada».

«Iniciamos una andadura y la continuaremos», remachó la consejera. Tras ella, el alcalde adelantaba que la calle Larios acogerá una exposición sobre los veinte años de existencia del Festival de Málaga Cine en Español y ha puesto el acento en el retorno económico que el evento reporta la ciudad: por cada euro invertido hay «bastante más de 20 euros recuperados», en palabras del regidor.

De la Torre quiso también destacar la importancia del festival malagueño «también para Andalucía y para España». Y cerraba, refiriéndose a la Junta de Andalucía: «Acertáis al estar aquí y espero que sea por muchos años». La relación tiene visos de comedia romántica, aunque también ahí tocará esperar.