Diario Sur

A casi mil kilómetros del olvido

Rogelio López Cuenca, en primer término, supervisa el montaje de la nueva muestra en la Sala Robert Harvey.
Rogelio López Cuenca, en primer término, supervisa el montaje de la nueva muestra en la Sala Robert Harvey. / A. J. L.
  • El proyecto 'Málaga-Guernica 951' analiza la distinta percepción sobre las masacres sucedidas hace 80 años

  • Rogelio López Cuenca y Elo Vega desarrollan la propuesta artística que ha implicado a los alumnos y docentes del colegio Nuestra Señora de la Candelaria de Benagalbón

Un cantante pop español con residencia en Miami decidió ilustrar su dolor por el mundo tatuándose en el brazo izquierdo el toro del 'Guernica' (1937). Hace ya más de diez años, la estrella musical posaba en varias entrevistas con su tatuaje pacifista oculto en una casaca verde caqui mientras del cuello le colgaban dos chapas metálicas de identificación.

El músico había decidido estamparse en la piel la imagen creada por Pablo Ruiz Picasso «para recordar los horrores del ser humano» mientras vestía ropa de reminiscencias militares y aquella paradoja quizá ilustraba como pocos ejemplos el devenir del cuadro en icono popular, sus sostenida desactivación como arma política, su pasteurización como desgarro.

Lo que hay aquí va justo en la dirección opuesta. «Queremos desfetichizar tanto la obra de arte como el suceso en el que aparentemente se inspira, porque estamos ante un hecho local que encarna un acontecimiento universal y que se repite en el tiempo», explica el artista Rogelio López Cuenca, que junto a Elo Vega firma el proyecto 'Málaga-Guernica 951', recién estrenado en la sala de exposiciones Robert Harvey del Colegio Nuestra Señora de la Candelaria de Benagalbón.

'Málaga-Guernica 951' toma su título de la diferencia espacial entre ambos puntos del mapa: 951 kilómetros entre el bombardeo de la localidad vasca y el éxodo de la carretera de Almería del que acaban de cumplirse 80 años. Y habla el proyecto, también, de otras distancias. Mentales, cruciales. Porque mientras Guernica se ha convertido en una referencia planetaria de la barbarie, 'La Desbandá' de la carretera de Almería ha permanecido oculta hasta hace apenas dos décadas. De un lado, la destrucción atroz de una ciudad con entre 200 y 300 víctimas mortales -según las últimas investigaciones- convertida en noticia global; de otro, el primer gran éxodo de la historia reciente de Europa con entre tres mil y cinco mil muertos, pero apenas un puñado de fotografías y el silencio cómplice de quienes fueron verdugos y quienes abandonaron a su suerte a los que huían del plomo que llegaba por tierra, mar y aire.

«La intención del proyecto es propiciar la reflexión en muy distintos planos: la guerra; la identidad, la autoría y lo colectivo; la pregunta sobre qué es el arte... Sin olvidar la necesidad y la vocación de hacer de toda esta iniciativa un dispositivo educativo», sostiene López Cuenca. Y justo ese componente didáctico, ese acercamiento a la comunidad educativa, fue lo que más echó en falta López Cuenca en aquel 'Málaga 1937', la propuesta multidisciplinar que coordinó él mismo hace una década y que tomó forma de exposición en la desaparecida Sala Alameda.

Y ahí, en la vocación pedagógica, incide 'Málaga-Guernica 951'. «Han participado todos los cursos», defiende orgullosa Ascen Pérez, directora del Colegio Nuestra Señora de la Candelaria, empeñado en desarrollar proyectos de innovación educativa como este que le han valido ya varios premios. Claro que para Elo Vega uno de los premios de la jornada es la promesa del gazpachuelo incluido hoy en el menú del colegio elaborado con productos ecológicos.

El componente didáctico

«Ha sido increíble comprobar la implicación de todos, profesores y alumnos. Aquí hay trabajos de todo tipo, desde las manualidades de los más pequeñitos hasta las grabaciones que los mayores han realizado de sus abuelos, que después han editado ellos mismos en un vídeo que forma parte de la exposición», detalla Vega.

Niños de entre tres y doce años, como apostilla la profesora Juana Liñán durante los preparativos de la muestra que podrá visitarse hasta el próximo 7 de abril. «El proyecto une disciplinas como la Historia, la Literatura, la Plástica o los idiomas», apostilla la docente sobre el proceso en el que Vega y López Cuenca se han implicado desde las reuniones con el personal del colegio para guiarlos sobre los objetivos de la propuesta hasta la selección y el montaje de las piezas que cada clase ha elaborado sobre Guernica y 'La Desbandá' de la carretera de Almería.

Figuras de plastilina, murales y vídeos se combinan así con el material recopilado por Vega y López Cuenca sobre ambos sucesos en una propuesta que, al cabo, reflexiona, en palabras del artista malagueño «sobre la necesidad de imágenes para nuestra construcción del mundo». Hasta el punto de tatuarse en el brazo izquierdo el fragmento de un cuadro famoso.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate