Diario Sur

Oriente y Occidente desembocan en Málaga

Cristóbal Ortega, Minli Luo y Lin Mo, ayer en La Casa Rosa.
Cristóbal Ortega, Minli Luo y Lin Mo, ayer en La Casa Rosa. / Álvaro Cabrera
  • La Galería de la capital La Casa Rosa reúne a Cristóbal Ortega, Lin Mo, Minli Luo y Nicolai en la exposición ‘Deltamarillo’

«El arte es el río donde vamos todos nosotros y, después, cada uno desemboca en su manera de materializarlo». Cristóbal Ortega emplea esa comparación para ilustrar la propuesta inaugurada ayer en la Galería La Casa Rosa de la capital, cuyo título hace un guiño a esa misma analogía: ‘Deltamarillo’. «Se trata de dos occidentales trabajando con materiales y conceptos orientales y de dos orientales, con materiales y lenguajes propios de los occidentales», sigue.

Ortega (Alhaurín de la Torre, 1970) regresa cuatro años después a la sala de El Limonar para reunir hasta el 17 de marzo sus obras con las del islandés Nicolai y los chinos Lin Mo y Minli Luo en una suerte de cruce de caminos artísticos. Un delta, por emplear la imagen que preside el proyecto. Así, los dos primeros firman obras sobre delicado papel de arroz, mientras que Mo y Luo presentan acrílicos y lienzos en la sala situada en El Limonar.

Ortega recuerda que los cuatro artistas se conocieron allá por 2013 en Mongolia, en medio del desierto donde se levantaba un hotel que les invitó a permanecer en sus instalaciones durante una semana para elaborar una pieza que quedase allí. Además, los cuatro comparten galería en Barcelona (Miguel Marcos). Justo allí mantiene Ortega una exposición, simultánea con otra en Helsingborg (Suecia), así que, con la de ayer, el artista malagueño suma su tercera muestra en cartel en las semanas previas a su nueva cita en la Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Madrid (Arco), a la que acudirá de la mano de la Galería Miguel Marcos.

«La herencia de la arquitectura y mis principios artísticos en la acuarela se aprecian en la importancia que ha tenido en mi obra el fondo. Para más inri, vas a un país como China, donde el fondo, lo que no se pinta, es casi más importante que lo que se pinta y todo eso hace que mi obra haya evolucionado en este tiempo en esa dirección», argumenta Ortega, residente enPekín desde hace siete años.

Color y transparencia

Así, el artista malagueño presenta en ‘Deltamarillo’ las ‘Sudoraciones’ que ya brindó en La Casa Rosa entre noviembre y diciembre de 2012, si bien ahora surgen con un nuevo giro de tuerza en la búsqueda de mayor sutileza. En ese camino, Ortega emplea las transparencias del papel vegetal para ofrecer al espectador distintos planos que acaban fundidos en el resultado final de la obra.

Ahí Ortega sigue brindando el intenso cromatismo de su trabajo, que vira a la escala de grises en las dos piezas de mayor formato presentes en ‘Deltamarillo’. Creaciones donde el artista malagueño reivindica «la importancia del blanco» y que conviven con la carga matérica de Lin Mo, que lleva la pintura a los territorios de la escultura, trabajando la masa de óleo hasta las tres dimensiones. Abstracciones de Mo junto a los paisajes de Luo y las abigarradas tintas de Nicolai. Ríos que desembocan en La Casa Rosa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate