Diario Sur

Sabotaje a la belleza occidental

Cody Choi revisa los cánones de la Historia del Arte occidental.
Cody Choi revisa los cánones de la Historia del Arte occidental. / Álvaro Cabrera
  • El coreano Cody Choi reúne en Málaga su ácida visión de la Historia del Arte eurocéntrica

  • El Rectorado y la Sala Moreno Villa suman más de 80 piezas del autor que representará este año a su país en la prestigiosa Bienal de Venecia

Debajo de la reproducción de ‘La Gioconda’ dos palabras bordadas en negro sobre tela blanca: ‘old cow’ (vaca vieja). La ‘Mujer sentada’ de Picasso tiene otro jirón medio arrugado que suelta un ‘fuck’ (joder). Y a los girasoles de Van Gogh les brota otra cartela de la misma guisa bajo el jarrón pintado: ‘yellow ass-big’ (culo amarillo-grande).

Eso en el sótano, junto a los restos de la vieja muralla romana. Sobre la cabeza han quedado, en el piso de arriba, una reproducción de ‘El pensador’ de Rodin encima de una caja de madera donde se puede meter el trasero y una pequeña talla a imagen y semejanza de la Victoria de Samotracia. Las dos están realizadas con un material rosa chillón que parece chicle reseco. Todas las piezas, las de arriba y las de abajo, comparten una misma palabra en sus respectivos títulos: sabotaje.

Es la trampa, la guerra de guerrillas, que plantea en su obra el coreano Codi Choy, que resume tres décadas de trayectoria en la exposición que presenta estos días en Málaga en dos sedes distintas: el Rectorado de la Universidad de Málaga (UMA) y la Sala Moreno Villa instalada en la primera planta del edificio del Mercado de la Merced.

Bajo el ilustrativo título conjunto de ‘Is that beauty?’ (¿Es esto belleza?), los dos montajes sirven para repasar a través de más de 80 piezas la controvertida trayectoria Choy (Seúl, 1961). Y aquí un botón de muestra para contextualizar su papel en la escena del arte actual: Choi firmará junto a Lee Wan el pabellón de Corea del Sur en la prestigiosa Bienal de Venecia que celebrará este año su edición número 57 del 13 de mayo al 26 de noviembre.

Pintura, escultura, instalación y dibujo conviven en el proyecto promovido por el Vicerrectorado de Cultura de la UMA, la Oficina UMA-ATECH Puente con Corea y Casa Asia. Justo la directora de Cultura de Casa Asia, Menene Gras, es la comisaria del proyecto que hasta el 18 de febrero presenta en Málaga la dialéctica que Choi plantea entre la Historia del Arte occidental y la tradición oriental de la que procede.

Choque cultural

«La experiencia iniciática de Choi empieza en EE UU, sumergido en la confusión de su condición social y la necesidad de canalizar sus obsesiones, mientras trataba de discernir lo que quería ser. Compartiendo el desarraigo del desplazado y sus aspiraciones, el artista consiguió abrirse paso en un escenario de difícil acceso, donde el discurso dominante legitimaba las actuaciones del arte conceptual por encima de otras formas y prácticas artísticas de los años 80. No obstante, la estancia obligada en los EE UU, desde 1986 hasta 2004, año del regreso a Corea, fue para Choi una oportunidad para establecer un diálogo con la historia del arte occidental desde su asombro ante lo que apenas conocía hasta entonces, a no ser por los tópicos más característicos de un imaginario construido socialmente de estereotipos y vacuidades en su país de origen», explica la comisaria en uno de los textos que acompañan a la exposición.

Así, la comisaria añade que Choi «se radicaliza ante algunos nudos de conflicto entre Oriente y Occidente, no sólo relacionados con las trágicas diásporas del siglo XX y XXI sino con la polémica occidentalización de Asia y la resistencia a este fenómeno».

Una dialéctica destilada en la pieza ‘Espisteme Sabotage - Yes’: una casa para pájaros con dos entradas, una estrecha con el rótulo ‘The hard road’ (el camino difícil) y otra ancha, ‘The easy road’ (el camino fácil).Y junto a esta última, una palabra también cosida, quizá la única que hay que decir para vivir en ese camino fácil: ‘Yes’. Sí.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate