Diario Sur

Museo Picasso Málaga, ‘Grandes éxitos’

‘Susana y los ancianos’ (1955) preside una de las salas del nuevo montaje del Museo Picasso Málaga.
‘Susana y los ancianos’ (1955) preside una de las salas del nuevo montaje del Museo Picasso Málaga. / Ñito Salas
  • La pinacoteca destila su colección en un nuevo montaje mientras reforma las salas de sus fondos permanentes

Pocos trastornos tan engorrosos para cualquier familia como tener obras en casa. A poco que se junte la mala suerte con la impaciencia, una pequeña reparación puede convertirse en odisea, así que mejor buscarse las vueltas para que el trance sea lo más llevadero posible. Desde hace unos días, el Museo Picasso Málaga (MPM) anda afanado en la reforma de las salas expositivas dedicadas a su colección permanente. Los trabajos deben terminar a finales de marzo y, mientras tanto, la pinacoteca ha decidido destilar esos fondos en un nuevo montaje que ayer abría sus puertas con un título bien ilustrativo: ‘38 Picassos’, una selección a partir de las 46 obras que la Fundación Almine y Bernard Ruiz-Picasso (nieto del artista) cedió al museo malagueño en 2010 por un periodo de 15 años.

La muestra representa una suerte de ‘Grandes éxitos’ del museo malagueño. Aquí están (casi) todos sus ‘hits’: desde ‘Susana y los ancianos’ (1955) hasta ‘Mujer acróbata’ (1930), pasando por ‘Olga Khokhlova con mantilla’ (1917), ‘Paulo sobre un asno’ (1923) o ‘Madre y niño’ (1921). Sin embargo, el MPM ha decidido un perfil más que bajo para la difusión de su nueva propuesta: ni presentación a los medios de comunicación ni nota informativa ni nada más allá de una sucinta entrada en su página web. Una discreción que contrasta con la más que animada presencia de visitantes durante la mañana de ayer en las salas donde se reúnen estos ‘38 Picassos’.

Esta versión resumida de la colección junto a la actual muestra temporal se ofrece a un precio más reducido que la tradicional entrada combinada al museo (10 euros), ya que el pase a ‘38 Picassos’ y a la retrospectiva sobre Joaquín Torres García (en cartel hasta el 5 de febrero) cuesta 7 euros. Esa es ahora la única opción disponible en taquilla. A partir del 6 de febrero, ver ‘38 Picassos’ costará 4 euros (la entrada convencional a la colección permanente cuesta 7 euros y la de las exposiciones temporales, 5,50 euros).

Investigaciones formales

La ya tradicional fotografía de Pablo Ruiz Picasso con camiseta a rayas horizontales como el cigarrillo que sostiene en la mano da la bienvenida al proyecto que repasa buena parte de la trayectoria del malagueño con piezas datadas entre 1903 y 1972. La sinuosa escultura de barro cocido ‘Mujer de pie’ (1948) invita a pasar a la estancia de la izquierda, centrada en la figura femenina, con permiso de ‘Pintor con la cara verde’ (1967).

Allí surgen las primeras relaciones: ‘Desnudo acostado’ (1960) parece conversar con la sensualidad de ‘Susana y los ancianos’ (1955); ‘Mujer sentada’ (1947) y ‘Cabeza de mujer’ (1946) comparten figuras resumidas en sutiles esquemas y ‘Mujer’ (1971) espera a la vuelta de una pared cargada de azules y blancos, de óleo rebosante en el lienzo. Frente a ella, la escultura ‘Bañista jugando’ (1958) como un Pinocho de yeso, metal y madera.

‘Mujer acróbata’ (1930), uno de los iconos del museo.

‘Mujer acróbata’ (1930), uno de los iconos del museo. / Ñito Salas

A mano derecha, el pequeño ‘Picador con la nariz rota’ de bronce (1903) parece custodiar al ‘Hombre desnudo contemplado a su compañera dormida’, una tablita de 1922, una delicia conviviendo en la pared con otras dos pequeñas exquisiteces: ‘Nadadora’ (1932) y ‘Mujer dormida’ (1933). Uno de los iconos de la colección del Museo Picasso Málaga, ‘Mujer acróbata’ (1930), espera a la espalda del visitante, dando paso a otro encuentro feliz de la mano del dúo ‘Mujer con cuello verde’ (1938) y ‘Cabeza de mujer rodeada de pardo’ (1935).

El puro trazo suelto de ‘Piero en la prensa’ (1969) reina en la penúltima estancia, donde las investigaciones formales del malagueño cuajan en cabezas sobre barro blanco, sobre chapa metálica y lienzos con pinturas en zigzag. De aquellas indagaciones de los años 60 y 70 cambia el paseo hasta el clasicismo cultivado por Picasso entre finales de la primera década del siglo pasado y los años 20.

Aquí esperan, casi en el último momento, ‘Olga Khokhlova con mantilla’ (1917), ‘Paulo sobre un asno’ (1923), ‘Retrato de mujer con cuello de piel’ (1922-23), ‘Paulo con gorro blanco’ (1923) y ‘Madre y niño’ (1921). Vamos, los grandes éxitos del Museo Picasso Málaga.