Diario Sur

María Villalón y la receta de la felicidad

Vilallón presentó ayer su recetario en La Casa del Libro.
Vilallón presentó ayer su recetario en La Casa del Libro. / Álvaro Cabrera
  • La cantante y compositora rondeña pone un toque de humor a su primer libro de cocina

  • La lata de atún en conserva es la base de las 90 recetas reunidas por la cantautora en el volumen presentado ayer en la Casa del Libro

María Villalón desprende alegría. Y mira que a veces la vida –o ella misma– no lo pone fácil. «A veces pienso ‘Madre mía, todo en lo que me meto tiene un futuro...’. Estudiar Filología, que tiene unas salidas que no veas; luego la música, complicadísimo; los libros, complicadísimo también... Pero bueno. Todos los caminos que elijo parecen complicados, pero me da igual, porque es lo que me llena, lo que me gusta y me hace feliz. Tengo la suerte de tener muchas pasiones, no sólo la música, y creo que eso también es importante». Y acto seguido, rompe a reír.

Porque María Villalón (Ronda, 1989) ríe a menudo. Lo hace minutos antes de presentar en la Casa del Libro de Málaga su nueva aventura: el libro de recetas ‘Dando la lata... ¡de atún!’ (Oberon, 18,95 euros), un volumen donde la conserva del título es la protagonista indiscutible.

La cantante y compositora malagueña saltó a la palestra de la popular como ganadora de la primera edición del concurso televisivo ‘Factor X’. Eso fue allá por 2007. En este tiempo, Villalón ha firmado los discos ‘Te espero aquí’ (2007), ‘Los tejados donde fuimos más que amigos’ (2009), ‘Historias de una cantonta’ (2012) y ‘El insólito viaje de una gota de lluvia’ (2015), este último planteado como la banda sonora de su novela homónima.

Ahora regresa a las letras, no de canciones ni de novelas, sino de recetas. «Siempre me ha llamado la atención el mundo de la cocina, quizá porque mis padres han regentado bares, me he criado entre fogones y de alguna manera esa inquietud estaba ahí. Cuando me independicé para ir a la universidad empecé a cocinar, pero entonces lo que hacía era pasta con atún y tomate, arroz con atún y tomate y de ahí no salía... Pero poco a poco me di cuenta de que gustaba cocinar y de que no se me daba mal. Y todos los experimentos que iba haciendo en estos años tenían en común la lata de atún. ¡Es mi obsesión en la cocina!», comenta entre risas.

Nuevo proyecto musical

Pero, ¿por qué esa fijación con las latas de atún? Villalón vuelve a reír y comparte: «No lo sé... No me gusta mucho la carne y creo que ahí encontré mi fuente de proteínas. ¡Además es que me encanta, me encanta! Me parece tan cómodo, tan práctico, me gusta tanto... Es más, voy a la despensa y me encuentro con que no tengo latas de atún y... ¡Ah! Me da hasta ansiedad».

Ahora toca promocionar el libro, tarea que compaginará con sus nuevas canciones: «En 2017 me pondré con mi nuevo proyecto musical. Tengo ganas de cambiar... Será un año de mucho trabajo». Y ella, feliz.

Temas