Diario Sur

Una visión del drama de los refugiados republicanos

La concejala de Cultura veleña, Cynthia García, con el hijo del fotógrafo catalán, Octavi Centelles. :: e. c.
La concejala de Cultura veleña, Cynthia García, con el hijo del fotógrafo catalán, Octavi Centelles. :: e. c.
  • El CAC de Vélez acoge una selección de 67 fotos que el catalán Agustí Centelles tomó en 1939 en el campo francés de Bram

vélez-málaga. Las imágenes que desde hace cinco años llegan de la guerra civil de Siria, con cientos de miles de refugiados huyendo del horror, no dejan de 'bombarbear' las conciencias del mundo occidental, a través de las redes sociales, Internet, la televisión o los periódicos, aunque parece que la sociedad se ha inmunizado ante el sufrimiento y la muerte de niños, madres y familias enteras. La huida desesperada de este medio millón de refugiados no es algo nuevo, y a lo largo de la historia se han repetido episodios así. Sin ir más lejos, hace apenas 77 años, cuando medio millón de republicanos españoles abandonaron el país tras la victoria del general Franco en la Guerra Civil.

Agustí Centelles (Valencia, 1909-Barcelona, 1985) fue uno de ellos. Considerado uno de los pioneros del fotoperiodismo moderno en Europa, una selección de 67 de las más de 600 imágenes que captó en el campo de refugiados de Bram, al sur de Francia, en el que fue recluido junto a otros 17.000 compatriotas, puede verse desde ayer y hasta el próximo 23 de enero de 2017 en el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Vélez-Málaga 'Francisco Hernández'.

«Hablan por sí solas, y son un reflejo de la situación de lo que está pasando hoy en día, por ejemplo, en países como Siria, como puede ser la miseria, el tormento o el hambre, que fue lo que deparó a los españoles que atravesaron las fronteras», comentó ayer su hijo, Octavi Centelles, en la presentación. De la mano de la Fundación Pablo Iglesias, las imágenes pueden verse por primera vez en la provincia de Málaga.

En las fotos hay dolor, desesperación, e incertidumbre. Lo transmiten las imágenes que magistralmente supo captar con su Leica este fotógrafo catalán, quien no obstante, también sintió la necesidad de escribir. Dejó sus testimonios recogidos en dos pequeñas libretas de colegio, que han sido editadas en 'Diario de un fotógrafo' (Destino en catalán y Península en castellano) y 'La maleta del fotógrafo' (Península, con una selección de los cientos de negativos).

Centelles, en plena desesperación, cuenta la asfixia de un refugiado privado de todos sus derechos: «Empieza el quinto mes de exilio. ¿Hasta cuándo durará? Esto se hace muy largo. Al principio, cuando estaba en Argelès, creía que sería por poco tiempo. Tenía fe en que el ministerio se ocuparía de nuestra situación y nos sacaría enseguida. Me desengañé rápidamente y lo ratifiqué cuando fuimos trasladados a este campo».

En otro momento escribe: «Nos humillan continuamente. ¿Por qué, o qué concepto tienen de nosotros?». «¿Qué hacemos, pues, aquí encerrados, escarnecidos, tiranizados? ¿Hasta este punto se está jugando con nosotros?». «El desayuno ha sido peor que la cena. Sólo chocolate crudo».

«Un genio de la fotografía, como fue Agustí Centelles, al que se le considera el Robert Capa nacional, nos refleja este duro episodio de nuestra historia a través de un compendio de diversos momentos captados por su cámara y que se nos brinda a través de la Fundación Pablo Iglesias», comentó la concejala de Cultura veleña, Cynthia García.

Conferencia de Escudero

Centelles está considerado uno de los pioneros del fotoperiodismo moderno en Europa y uno de los primeros en utilizar la cámara Leica, que le permitió realizar un tipo de fotografía diferente, pues era una aparato más ligero y requería de menos luz.

La exposición 'Bram, campo de refugiados' forma parte de las jornadas 'Por una gota de luz'. En el Centro de Estudios del Exilio de Vélez-Málaga tendrá lugar hoy la conferencia 'La transición política y el exilio', que correrá a cargo del expresidente de la Junta de Andalucía, Rafael Escuredo Rodríguez, tras la presentación y bienvenida del alcalde veleño y presidente de la Fundación María Zambrano, Antonio Moreno Ferrer, y del director de la Fundación, Antonio Garrido Moraga, a las 18.00 horas.