Diario Sur

El pleno aprueba un plan para revisar la política y las inversiones municipales en los museos

  • Todos los grupos respaldan además un Plan Director de la Cultura y que se negocie que el Thyssen tenga un solo director

El debate sobre los museos en Málaga entró ayer de lleno en el salón de plenos con la aprobación de dos mociones impulsadas por el PSOE y Ciudadanos con las que los partidos de la oposición quieren poner «orden» en este punto concreto de la estrategia cultural de la capital. Ambas iniciativas salían adelante por unanimidad, incluido el voto a favor del PP, consciente de que tras el crecimiento de los últimos años ha llegado el momento de ampliar las miras a más largo plazo.

Y eso será posible, entre otras cosas, gracias a la puesta en marcha, antes de que termine 2017, de un plan de viabilidad económico y financiero para los museos que se sustentan con fondos municipales. La exigencia está recogida en ambas mociones, y en el caso concreto de la del partido naranja se insta además al equipo de gobierno a que el documento defina las estrategias «que aspiren a conseguir el equilibrio presupuestario».

«Los museos son positivos para la ciudad, pero no estamos de acuerdo en la deriva deficitaria que están tomando», criticaba durante la defensa de su moción el viceportavoz de Ciudadanos, Alejandro Carballo. Las cifras concretas a este «descontento» las aportaba el viceportavoz socialista, Daniel Pérez, que lamentaba que los presupuestos municipales consignen «trece millones de euros sólo para museos» y que incluso se haya tenido que ampliar esta cantidad «en un millón de euros más».

Con el resto de grupos en la misma línea argumental -Málaga para la Gente y Málaga Ahora-, la edil de Cultura, Gemma del Corral, lamentó que «la interpretación de las cifras sea a gusto de quien las interpreta» y que «cuando las medidas en materia cultural vienen del PP son gasto y si lo hacen desde el PSOE o la Junta son inversión».

Por otra parte, y en una línea independiente al estudio económico-financiero, el pleno aprobó también por unanimidad la elaboración de un Plan Director de la Cultura en Málaga, donde se abordará la situación global no sólo de los museos -también los que dependen de otras administraciones- sino también de otros capítulos como la música, el patrimonio, los lugares visitables, los centros de interpretación o las artes escénicas. Esta 'foto fija' de la cultura en Málaga se desarrollará en el marco del trabajo con la Fundación Ciedes y en colaboración con la Academia de Bellas Artes de San Telmo, según el acuerdo final al que llegaron los grupos.

En el seno del Patronato

Pero el debate sobre los museos fue mucho más allá. En este sentido, el pleno también dio su 'sí' (también el PP) a que se negocie la eliminación de un director en el Museo Carmen Thyssen. La pinacoteca cuenta en la actualidad con dos figuras de máximo nivel: el director gerente (cargo que ocupa Javier Ferrer) y la directora artística (que asume Lourdes Moreno), y el futuro de ambos queda a expensas de la decisión que se tome en el Patronato del Museo -donde está representada la baronesa Thyssen- antes de que termine 2017.

Del Thyssen a la Casa Natal de Picasso, la fundación con sede en la plaza de la Merced también fue objeto de análisis, ya que en la moción socialista se instaba al equipo de gobierno a adquirir el edificio contiguo para su ampliación pero finalmente una enmienda del PP cambió el sentido de la petición incorporando otro compromiso: en lugar de la compra de un edificio -que supondría un gasto extra con poco sentido- el equipo de gobierno se planteará el traslado de toda la zona administrativa a otras dependencias municipales para dejar toda la esquina libre a Picasso «y al disfrute de sus visitantes», según recoge la moción. Sobre la ubicación de las oficinas de la Casa Natal, se baraja la opción del edificio de Tabacalera, aunque aún no se ha tomado una decisión en firme.

El arte y la cultura capitalizaron otro de los debates de la mañana, en este caso de la mano de una moción impulsada por Málaga Ahora en la que solicitaba el traslado de la Lex Flavia Malacitana al Museo de Málaga -que abrirá sus puertas el próximo 12 de diciembre- y que esta obra de referencia pase a formar parte de la colección arqueológica. La petición fue aprobada por unanimidad por todos los grupos con representación municipal, que acordaron instar al Gobierno de España a que atienda la solicitud de la ciudad, que por otra parte no es la primera vez que pide formalmente que las tablas pasen a formar parte de los fondos del Museo de Málaga.