Diario Sur

David Segura reestrena ‘Decisiones’ en Málaga tras ganar el premio al mejor intérprete de danza

David Segura y Pepa Martín son los fundadores de la compañía Beyond Dance.
David Segura y Pepa Martín son los fundadores de la compañía Beyond Dance. / SUR
  • Una banda de rock pone música en directo a este espectáculo en la Sala Gades que combina movimientos acrobáticos y del break dance con danza clásica

Hay premios en las artes que no se miden en euros, la recompensa es otra: hacerse ver y que quienes tienen la llave de los teatros te vean. Y eso, para algunos, vale más que un cheque. «Es una forma de demostrar que vas en serio y que otros quieran apostar por ti», reflexiona David Segura. Habla con conocimiento de causa. El malagueño se alzó en julio con el título de mejor intérprete masculino de danza contemporánea en los Premios Lorca del Teatro Andaluz. Y al poco llegaron las llamadas de teléfono. Una en concreto, la de la Junta de Andalucía, le proponía estrenar un espectáculo propio por primera vez en la Sala Gades. El director artístico de la compañía Beyond Dance lo tuvo claro desde el principio: quería recuperar ‘Decisiones’.

Solo se ha llevado una vez a escena, hace más de un año en el Echegaray. Su dificultad física unida a un equipo de quince personas hacía que los números de una gira no cuadraran. «Son quince seguros sociales, quince sueldos, hacer coincidir a quince personas… Era muy complicado», reconoce Segura. La coreografía ‘Ponte en sus zapatos’ que le valió el premio andaluz, por ejemplo, implicaba solo a cinco personas. El Premio Lorca hizo el ‘milagro’ y ‘Decisiones’ vuelve mañana renovado en el reparto y en el guión para quedarse los dos próximos fines de semana en la Sala Gades. «Tenía que quitarme esa espinita», asegura.

Él es muy impulsivo y se deja llevar por los sentimientos. Ella es «más cuadriculada y razonable». Uno se mueve a ritmo de break dance, la otra domina la técnica del ballet clásico. Por eso cuando David Segura y su compañera Pepa Martín se unen surge algo nuevo. Y eso es ‘Decisiones’. El bailarín explica el sentido de su montaje nada más terminar el último ensayo, y está eufórico. «Ves que lo que tienes en tu cabeza sale a la realidad. Me siento como una mujer embarazada que va a parir este sábado. Tengo muchas ganas de que llegue», explica.

Seis bailarines

«Piensa el sentimiento, siente el pensamiento», del ‘Credo poético’ de Unamuno, es el hilo conductor del espectáculo. Un narrador cuenta una historia donde el sentimiento y la razón luchan, para concluir finalmente que en el equilibrio está la virtud. Seis bailarines representan ese enfrentamiento. Por un lado, tres bailarines expertos en acrobacias, bailes urbanos y break dance. Y por otro, tres bailarinas que controlan las pautas de la danza clásica con tutú y puntas. La danza contemporánea deja el choque en tablas.

Para los números acrobáticos, Segura se rodea de dos malagueños, hermanos mellizos, que empezaron a bailar con él cuando eran unos niños. «Ahora son unos máquinas que están de gira por todas partes, y quería contar con ellos para este espectáculo», cuenta. Ellos son Marcos y Álex Ponce, Imapact Brothers. Pepa Martín, por su parte, cuenta con Lidia Jiménez y Elisa Herrera para las piezas inspiradas en el ballet.

Los bailarines se mueven al ritmo de la música en directo de una banda de rock.

Los bailarines se mueven al ritmo de la música en directo de una banda de rock. / SUR

Pero no todo es movimiento. Una banda formada por batería, bajo, guitarra, piano y voz pone música en directo a la obra con versiones de temas muy conocidos, pasados aquí por el filtro del rock. «Queríamos que al público le sonasen las canciones, que las disfrutaran», explica Segura. Alos instrumentos, Shuesh Shahdadpuri, Alejandro Villena, David Arroyo y Juan de Aranzadi. Y al micrófono, Alba Bermejo.

‘Decisiones’ no deja de ser la historia de David Segura y Pepa Martín, pareja en la vida, en el baile y en la escuela Happy Style Dance que juntos han abierto en Málaga (con alrededor de 200 alumnos y bajo la dirección de Martín). El origen fue una performance que crearon en sus tiempos de Erasmus en Finlandia: tenían que presentar un proyecto y pensaron hablar de ellos mismos, del carácter pasional de él y del más reflexivo de ella. De dos formas de ser y de bailar en principio opuestas que juntas, sin embargo, funcionan.

Temas