Diario Sur

Aitana Alberti: «Mi obra es menor; no tengo ningún interés en la fama»

Aitana Alberti, ayer, entre José Antonio Mesa Toré y Julia Hidalgo
Aitana Alberti, ayer, entre José Antonio Mesa Toré y Julia Hidalgo / Álvaro Cabrera
  • El Centro del 27 acoge la presentación de la primera antología en España de la hija de Rafael Alberti y María Teresa León

No es su primera antología, pero como si lo fuera. Se titula ‘Amazona en la centella’ y es una selección de la obra poética de Aitana Alberti (Buenos Aires, 1941). «Es la primera compilación que se publica en España», explicaba ayer a SUR la escritora e hija de Rafael Alberti y María Teresa León, que presentó en Málaga este «breve» libro, junto a un par de obras de su madre. Y lo hizo en el Centro Cultural de la Generación del 27, la institución que está unida a la memoria de sus padres. De ellos ha heredado su familiaridad para las letras, aunque la hija del gran Alberti huye de cualquier comparación. «Tengo una obra menor y ningún interés en la fama», señaló la autora que lleva con «orgullo ser hija de los dos».

Procedente de su adoptiva Cuba y de gira por España, Aitana Alberti muestra dos rostros muy diferentes en ‘Amazona en la centella’. Por un lado una poesía íntima, ‘Crónica familiar’, y por otro, unos versos de combate, ‘Parte de guerra’. «La primera parte está relacionada con la familia, mientras que la segunda arrancó en las vísperas de la Guerra de Irak de 2003 y el impacto de ese conflicto horrible», explicó la poeta, que precisamente ha vuelto a ese escenario de contienda con un libro de relatos que todavía tiene inédito, ‘Cuentos persas’, que recorre escenarios en guerra de diferentes épocas y partes del mundo.

Con prólogo de Felipe Alcaraz y Lina de Fera, ‘Amazona en la centella’ es voluntariamente una antología conciso por propia iniciativa de Aitana Alberti, «porque la poesía no admite libros largos». «La brevedad en poesía es lo mejor para subyugar al lector con la palabra», confesó la autora, que prefiere hablar de libros y de la memoria de su padres que de la actualidad. Sobre todo de política y del triunfo de Donald Trump en EE UU y la incertidumbre que se abre en cuanto a su política con Cuba. «No tengo otra residencia en la tierra que mi pequeña casa en La Habana desde 1984 y soy feliz», aseguró la escritora que solo quiso expresar su deseo de que el vecino norteamericano «acabe con el bloqueo de la isla».

Junto a su antología, Aitana Alberti también presentó la edición de otros dos libros con la firma de su madre, María Teresa León, que dan la medida literaria de una autora también fundamental de la Generación del 27. Así, ‘Cervantes, el soldado que nos enseño a hablar’, es un singular poema en prosa, una obra que «sorprende», a juicio de su hija, ya que «ella no escribió poesía porque estaba unida en vida al gran Rafael Alberti, aunque es una suposición mía». Por su parte, ‘Contra viento y marea’ recupera una novela que, pese al paso del tiempo, muestra una obra «contemporánea» y una «maravilla de modernidad».

Alberti también avanzó la inminente reedición en España de ‘El gran amor de Bécquer’, la biografía novelada del gran autor romántico que también lleva la firma de María Teresa León. Tres obras que hablan del «futuro» de una autora en cuya difusión se ha «centrado» Aitana Alberti.

Temas