Diario Sur

La pintura figurativa británica de la posguerra, apuesta del Museo Picasso en 2017

'Muchacha con perro blanco' (1950-1951), de Lucian Freud. :: tate
'Muchacha con perro blanco' (1950-1951), de Lucian Freud. :: tate
  • La pinacoteca aumenta su número de visitantes y su presupuesto, pero rebaja sus exposiciones temporales a dos citas durante el próximo año

málaga. Habían sucedido los fastos del décimo aniversario y aquel febrero de 2014 la euforia daba paso a un horizonte sombrío para el Museo Picasso Málaga (MPM). La asignación de la Junta de Andalucía bajaba un 47% y el programa expositivo caía al mínimo histórico con sólo dos exposiciones ('Picasso TV' y 'El Lissitzky. La experiencia de la totalidad'). Luego se uniría un montaje de fondos propios: 'Dibujos y grabados de la colección'.

El panorama parecía bien distinto en la mañana de ayer. Los responsables del MPM anunciaban un incremento del 6% en el presupuesto para el año entrante y un nuevo récord de afluencia a sus salas: a falta de los datos de noviembre y diciembre, el museo ya han recibido a 514.000 visitantes, frente a los 489.610 contabilizados del año pasado. Pero, la cartelera para 2017 vuelve a quedarse en dos montajes temporales. Al menos por ahora.

La «gran exposición del año que viene» del MPM tendrá como protagonistas a los exponentes de la pintura figurativa británica surgida entre la posguerra y los años 80 del siglo pasado. Así 'Bacon, Freud y la Escuela de Londres' recalará en Málaga del 26 de abril al 17 de septiembre a partir de una colaboración con la Tate londinense, ofreciendo más de 90 obras en las dos plantas destinadas a las exposiciones temporales en el palacio de Buenavista. El director artístico del MPM, José Lebrero, adelantó ayer que el montaje girará en torno a dos asuntos centrales: el estudio del artista y los cambios en el paisaje londinense a partir de los años 40 del siglo pasado.

A la exposición sobre los pintores figurativos británicos se unirá 'Somos plenamente libres. Las mujeres artistas y el surrealismo', una producción propia del MPM que ocupará sus salas del 9 octubre de 2017 al 28 de enero de 2018. Lebrero reivindicó la propuesta como «una exposición muy novedosa de un tema muy poco tratado».

Al hilo del programa presentado ayer con dos exposiciones temporales, el presidente del Consejo Ejecutivo del MPM y mecenas de la institución, Bernard Ruiz-Picasso, defendió: «Es un poco lo que ocurre ahora en todos los museos en el mundo. Por el aumento de los costes, las exposiciones se quedan cuatro o cinco meses».

Trabajar con la colección

Y en cuanto a la posibilidad de que el MPM sume una tercera temporal el año próximo, el director artístico del museo esbozó ayer: «Trabajar con la colección va a seguir (...) Habrá colección». Pero no concretó si ese trabajo se traducirá en un montaje específico. Tampoco detalló la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, a qué partidas corresponde el aumento presupuestario del MPM.

En su intervención, Aguilar detalló que el presupuesto del MPM será de 11.303.862 euros, «que supone un incremento de mas del 6%» respecto al ejercicio anterior. Desde el museo explicaron que la subida se debe al aumento de los recursos propios, pero no especificaron en qué actividades (recaudación en taquilla, alquiler de espacios, nuevos patrocinios...).

Eso sí, en medio de tantas cifras, Bernard Ruiz-Picasso recordó: «Aquí no vendemos latas. No estamos haciendo un producto para venderlo en Wallmart».