Diario Sur

Esas fantásticas villanas

Rosa Belmonte estará hoy en el Rectorado de la UMA.
Rosa Belmonte estará hoy en el Rectorado de la UMA. / SUR
  • Rosa Belmonte repasa los referentes de la maldad femenina en el cine fantástico y de terror

  • La columnista y crítica de televisión analiza hoy cómo las películas «exageran» los clichés sobre la malicia de las mujeres en un acto del Aula de SUR en Fancine

Cuando se trata de insultar a un hombre, el catálogo de adjetivos es amplio y variado. Pero cuando se trata de una mujer, un calificativo sobresale del resto: «Es mala malísima». Un estereotipo «del que no nos libramos» y que, además, se «exagera y teatraliza» en el cine fantástico y de terror. Lo dice una mujer que podría rellenar unas cuantas páginas solo con los títulos de las películas y las series de televisión que han pasado por su ojo crítico, una enamorada del audiovisual en general, y del cine de género en particular. La columnista, abogada y crítica de televisión de Vocento Rosa Belmonte analiza hoy la maldad femenina en las películas de miedo y fantásticas en una sesión del Aula de Cultura de SUR dentro del festival Fancine. Será a las 20.00 horas en el salón de actos del Rectorado de la UMA (entrada libre).

Bajo el título ‘La parada de las monstruas: de Cleopatra de ‘Freaks’ a Diana de ‘V’’, Belmonte recordará a las grandes villanas de la pequeña y de la gran pantalla, algunas conocidas por todos, otras por los más cinéfilos. El viaje comienza con ese guiño a la película de 1932 dirigida por Tod Browning –«una de las mejores y más reivindicables del cine de terror»– y con la «mala malísima» Cleopatra que interpretaba Olga Baclanova. Por el camino se topará con la famosa lagarta que comía ratas en la exitosa serie de televisión ‘V’ y con muchas más. Desde la condesa Báthory –la llamada ‘condesa sangrienta’– a la novia de Frankenstein, pasando por esos personajes que ha recuperado ‘American Horror Story’.

Menos popular, pero imprescindible en su lista de villanas, es la Joan Crawford ya mayor que aparecía en un episodio de ‘Galería nocturna’. «Era una rica ciega y conseguía que un médico arrancara los ojos a un mendigo de la calle y se los pusiera a ella. Sabe que solo le va a durar 24 horas y, cuando lo logra, se produce el apagón de Nueva York y no puede ver», argumenta Belmonte. Del cine, no se olvida de Barbara Steele en ‘La máscara del demonio’, «una película muy curiosa porque se mezcla la brujería y el vampirismo, cosa que no se ve habitualmente en las películas».

El catálogo de villanas es infinito porque, como ella asegura, el cine de terror y fantástico es «inabarcable». Tanto que Belmonte defiende que el cine y la televisión basura dentro del fantástico y del terror «tienen tanto atractivo como el bueno». «También son buenas las malas películas. Quizás no te dan miedo, pero sí risa», relata. Ahí está Ed Wood, director, guionista y productor de películas al que consideran precursor del subgénero de cine clase Z. «Su cine es muy malo, pero de tan malo que es resulta muy bueno y por eso se le recupera», apunta Belmonte, que recuerda la película que le dedicó Tim Burton con Johnny Depp como protagonista.

De la ficción a la realidad

Ese recorrido por las malas mujeres televisivas y cinematográficas le sirve a Belmonte para detectar que los clichés y mitos sobre la maldad femenina se acentúan en la pantalla. Pero, insiste, no es un estereotipo exclusivo del séptimo arte: las recientes elecciones norteamericanas lo han demostrado. «De Hillary Clinton lo que más se ha dicho es que es malísima, que es una mujer horrible. A Trump se le ha dicho de todo, pero no que sea un señor malísimo», reflexiona. La ficción, al final, no deja de ser un reflejo ampliado de la realidad.