Diario Sur

El último baile de Leonard Cohen

La casa de Leonard Cohen en Montreal se ha convertido en lugar de peregrinación.
La casa de Leonard Cohen en Montreal se ha convertido en lugar de peregrinación. / CHRISTINNE MUSCHI. REUTERS
  • La casa del compositor en la ciudad canadiense se convierte en lugar de peregrinación para centenares de seguidores de todo el mundo

  • Los restos del cantante reciben sepultura en Montreal en una ceremonia íntima

Fue un hombre discreto que murió de forma discreta y a ese mismo afán de intimidad ha respondido su último adiós. Así, los restos de Leonard Cohen, fallecido el lunes a los 82 años en Los Ángeles, fueron inhumados el pasado jueves en una sepultura familiar en Montreal (Canadá), según informaron fuentes de la congregación judía Shaar Hashomayim. Y es que el anuncio de la muerte de Cohen se produjo el mismo día de su sepelio, lo que garantizó la intimidad de acto.

'Hineni, hineni, ,my lord' (Aquí estoy mi señor, en hebreo) y otras palabras de la canción 'You want it darker', incluida en su último álbum publicado en septiembre, acompañaron la ceremonia en honor del poeta y músico en el cementerio judío Shaar Hashomayim, ubicado en las colinas de Mont-Royal, en el corazón de Montreal.

Diversos pasajes de esta canción «fueron pronunciados el jueves durante la sepultura de Leonard Cohen, donde reposaban ya los miembros de su familia», explicó en un comunicado el rabino Adam Scheier. «Era el deseo de Leonard ser enterrado según el rito tradicional judío junto a sus padres», añadió la congregación Shaar Hashomayim, implantada en el barrio de Westmount donde Cohen nació el 21 de septiembre de 1934 en el seno de una familia judía adinerada. En el mismo cementerio también están sepultados sus abuelos y bisabuelos.

Desde que el jueves fue difundida la noticia de la muerte de Leonard Cohen, centenares de personas de todo el mundo desfilaron ante su casa en Montreal. Los seguidores y vecinos del músico quisieron así rendirle un último homenaje. La modesta casa que Cohen compró en la década de los años setenta en el barrio portugués de Montreal se ha convertido desde entonces en lugar de peregrinaje. En sus escaleras de acceso fueron depositadas velas, flores y fotografías en su honor y las muestras de respeto se han sucedido en el lugar.

Homenaje de su ciudad

Mientras los tributos en memoria del cantante y compositor siguen llegando, la ciudad de Montreal ha empezado a plantearse la mejor forma de honrar la memoria del poeta y músico. Algunos han propuesto ya que el Parc de Portugal sea renombrado en su honor, mientras que otros quieren que el barrio de la ciudad que concentra los eventos musicales adopte el nombre del intérprete.

El alcalde de la ciudad canadiense, Denis Coderre, quien se encuentra en Jerusalén, anunció en Twitter que en los edificios municipales las banderas ondearán a media asta y que aseguró que a su regreso a Canadá será rendido tributo «como debe ser a uno de los más grandes ciudadanos de Montreal».