Diario Sur

La memoria de Málaga viaja en ferrocarril

Una de las fotografías de J. David realizadas a principios del siglo XX y expuestas en La Térmica.
Una de las fotografías de J. David realizadas a principios del siglo XX y expuestas en La Térmica. / Sur
  • La Térmica inaugura hoy un espacio dedicado a la historia fotográfica con una exposición sobre el tren a principios del siglo XX

Quienes se dedican a estudiar la Historia suelen ser buenos contadores de historias. Sucede también con Javier Ramírez, director durante 31 años del Centro de Tecnología de la Imagen de la Universidad de Málaga (UMA), que entre sus múltiples facetas atesora un extraordinario archivo fotográfico. Y ese ojo especializado y avizor le lleva a concluir que esta es «una cuestión de recuperación fotográfica e histórica muy notable». Habla Ramírez de ‘Atención al tren. El ferrocarril en Málaga hace 100 año’, la muestra que hoy abre sus puertas en La Térmica y que sirve además para estrenar Photoespacio, la nueva iniciativa en torno a la memoria fotográfica que pone en marcha el centro de la Diputación Provincial.

«Es una exposición importante porque recupera un material fotográfico que estaba en el olvido y, sobre todo, que anima a que todo este patrimonio no se pierda», reivindica Ramírez, pone en marcha las historias detrás de la Historia: «En 1901 viene a Málaga el encargado por los Ferrocarriles Andaluces, que entonces era propiedad de una compañía francesa, Emilio Rennes, que fue durante 30 años ingeniero jefe de todo lo relacionado con los materiales de la construcción del ferrocarril. Además, era un gran aficionado a la fotografía y se dedicó a retratar el gran amor de su vida, que era el ferrocarril».

Aquellas imágenes han permanecido en el patrimonio familiar y ahora Michel Rennes, nieto de Emilio Rennes, comisaria junto a Javier Ramírez la exposición que saca a la luz este legado. «SUR publicó la primicia total (en el coleccionable ‘Estampas de Málaga’) de las primeras fotos que se conocen del desembarco de locomotoras estadounidenses en el Puerto de Málaga. Las máquinas llegaban ‘troceadas’ y había que montarlas aquí... Eran las que tiraban de los trenes de toda la red andaluza», explica Ramírez, que hoy a las 19.00 horas ofrecerá la conferencia ‘La imagen del tren en Málaga en la primera mitad del siglo XX’ al hilo de la exposición.

Una muestra que reúne 19 reproducciones de imágenes tomadas por Rennes entre 1901 y 1931, a las que se unen los reportajes fotográficos originales realizados por J. David en 1903 y 1907 y que ahora se exponen por primera vez, tal y como destaca Ramírez. Y por si fuera poco, ‘Atentos al tren’ suma otros dos hallazgos: las instantáneas realizadas por Osuna –que captó las inundaciones en Málaga de 1907– de los trenes y vagones de la época, así como postales –aportadas por la familia Rennes– de El Chorro y El Caminito del Rey (que entonces llamaban los ‘Balconcillos’) que los Ferrocarriles Andaluces usó hace un siglo como reclamo turístico. En eso no hemos cambiado tanto.