Diario Sur

El primer colegio jesuita de Málaga ya luce como Bien de Interés Cultural

El centro escolar ocupó la actual iglesia del Santo Cristo.
El centro escolar ocupó la actual iglesia del Santo Cristo. / ÑITO SALAS
  • La Junta inscribe como monumento, 31 años después de iniciar el expediente, el conjunto urbano situado en la plaza de la Constitución

El 4 de enero de 1985, el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) publicaba el anuncio que daba cuenta del inicio del expediente. El asunto se cerraba ayer, 31 años después, con la aprobación por parte del Consejo de Gobierno andaluz. Ya están, al fin, todos los cabos administrativos amarrados y el que fuera primer colegio jesuita de Málaga ya figura como Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de monumento.

Este periódico (SUR, 14-5-2015) ya adelantó la larga tramitación administrativa que arrastraba este expediente. Ahora queda resuelto y aplica su protección patrimonial sobre el conjunto urbano que en la actualidad se reparten la iglesia del Santo Cristo de la Salud, el Ateneo de Málaga, la Sociedad Económica de Amigos del País y el Colegio de Educación Infantil y Primaria Prácticas N-1.

Haciendo un poco de memoria, la historia del antiguo colegio jesuita de San Sebastián se remonta a los tiempos de la Reconquista por parte de los Reyes Católicos. En concreto, al año 1590, cuando los jesuitas convirtieron la mezquita que allí se levantaba en su primer colegio en Málaga.

Esculturas y pintura

La Junta añadió ayer que el decreto que declara monumento este conjunto «extiende su protección a 17 esculturas de santos, todas ellas de estilo barroco y datadas entre 1630 y 1640, y al gran lienzo alegórico de la fundación del Montepío de Cosecheros de Málaga, obra de Joaquín Inza que se conserva en la sede de la Sociedad Económica de Amigos del País».

Asimismo, «la norma incluye una zona de protección en torno al monumento, con especial atención a la Plaza de la Constitución y a las calles Compañía y Los Mártires». Queda por ver que esa protección, en la práctica, se cumpla.