Diario Sur

La madre de 'Celia' sale del armario

  • La editorial Renacimiento publica 'Oscuro deseo', una novela inédita y de temática lésbica que Elena Fortún dejó «como testamento literario»

Encarnación Aragoneses de Urquijo -más conocida como Elena Fortún- fue la creadora de Celia, uno de los personajes infantiles más carismáticos de la literatura española. Le dedicó una veintena de novelas pero también abordó otros géneros (novela, reportaje, ensayo y teatro) y temáticas de índole sexual y lésbico, «en actos de valentía no exentos de miedo», asegura la catedrática de Estudios Hispánicos Nuria Capdevilla-Argüelles, corresponsable junto con la filóloga María Jesús Fraga del libro 'Oculto sendero' (ed. Renacimiento). Una novedad en toda regla.

Según la especialistas, se trata del «testamento literario» de la autora madrileña, nacida en 1882 y llamada a vivir una existencia que rompía moldes. Hija de un alabardero de la Guardia Real y de una aristócrata vasca, se casó con un escritor (y militar) republicano, tuvo dos niños y se enamoró de la intelectual catalana Matilde Ras. Nunca se separó de su marido, que se suicidó en el exilio argentino. Tampoco tuvo mejor suerte con sus hijos; el pequeño falleció a los diez años y el primogénito se quitó la vida en EE UU. Ella falleció en Madrid a los 65 años, después de haber abrazado la fe católica con una devoción inusitada.

«En las páginas de 'Oscuro deseo' nos encontramos con un documento clave para el estudio histórico de la sexualidad y emancipación femeninas en la España de las vanguardias», recalca Nuria Capdevilla-Argüelles. El manuscrito original se encontraba en el desván de la casa de la nuera de Elena Fortún, que vive en EE UU y atesoraba «un gran bolso de viaje lleno de papeles de su suegra».