Diario Sur

Menos del 40% de los visitantes a los nuevos museos de Málaga paga la entrada

El 38,7% de los visitantes al Centro Pompidou Málaga ha pasado por taquilla desde su apertura.
El 38,7% de los visitantes al Centro Pompidou Málaga ha pasado por taquilla desde su apertura. / SUR
  • El Ayuntamiento justifica la mayor inversión municipal en el Pompidou y en la colección rusa por la bajada de ingresos y la falta de patrocinios

Menos del 40% de los visitantes que han pasado por el Centro Pompidou Málaga y por la Colección del Museo Ruso desde sus respectivas inauguraciones en marzo de 2015 han pasado por taquilla. En concreto, la filial gala ha recibido en este tiempo a 314.254 visitantes, de los que abonaron su entrada 121.637 (el 38,7%); su parte, al Museo Ruso han acudido 167.265 personas, de las que pagaron entrada 61.837 (el 37%).

Los datos los ofrecía ayer la concejala de Cultura, Gemma del Corral, durante el pleno municipal, en respuesta a las iniciativas presentadas por el PSOE y Ciudadanos relacionadas por la partida extraordinaria de 1,059 millones de euros destinada a la agencia municipal que gestiona las filiales del Pompidou y del Museo Ruso, así como la Casa Natal de Picasso.

En este punto, Del Corral justificó la nueva asignación municipal en tres hechos: la bajada de ingresos por la caída en el número de visitantes en estos centros, la menor itinerancia de las exposiciones que la Casa Natal de Picasso exporta a todo el mundo (y que ofrecen retornos económicos) y la ausencia de patrocinios concretados antes de que finalice el año.

El concejal socialista Daniel Pérez criticó la «burbuja» creada por el «gasto excesivo en museos» del Ayuntamiento, mientras que el edil de Ciudadanos Alejandro Carballo pidió al gobierno local una «profunda reflexión» sobre la inversión que requieren estos equipamientos.

En la réplica, Del Corral admitió la revisión a la baja respecto a las previsiones elaboradas por la consultora Auren, que calculó una afluencia de 250.000 visitantes al año en el Pompidou y de 150.000 personas en el Museo Ruso, así como un impacto económico de 18 y 14 millones de euros de manera respectiva.

De este modo, el Ayuntamiento deja este año sus estimaciones de afluencia e impacto económico en 180.000 personas en el caso del Pompidou y 90.000 visitantes en el Museo Ruso, mientras que el primero generaría un movimiento económico de 13 millones y el segundo, de 8,9 millones de euros, siempre según los datos ofrecidos ayer por la concejala de Cultura.

Puestos en contexto, entre los principales museos de Málaga con entrada de pago, el 38,7% del Pompidou y el 37% del Museo Ruso contrasta con el 76,81 % que registra el Museo Carmen Thyssen. El Museo Picasso, por su parte, ha declinado ofrecer sus datos en taquilla.

Y justo al Museo Picasso se refirió Del Corral a la hora de valorar la evolución de los nuevos museos de Málaga. La concejala mantuvo que «es normal» que durante los primeros años se produzcan desajustes entre las previsiones y los datos reales. «En los siete primeros años (del Museo Picasso), cuatro fueron de bajada y tres de subida. Es algo que fluctúa», defendió Del Corral en alusión a la afluencia al Museo Picasso.

A vueltas con el Museo Picasso

De hecho, la pinacoteca nacía en 2003 con la previsión de recibir a 600.000 visitantes al año, cifra que aún no ha alcanzado. Eso sí, el Picasso se mantiene como el museo más visitado de Andalucía con 489.610 personas (un 19% más que el ejercicio anterior), cifra que espera incluso superar este año.

Pero el Museo Picasso dio para más en el pleno de ayer, porque el alcalde Francisco de la Torre pidió la palabra en el punto de marras para sostener: «El Museo Picasso es depósito también y por tanto tenemos que trabajar para que la familia siga interesada. Y colaboro en ello de una manera desinteresada. Es más, trabajo y trabajaré para que el Museo Picasso pueda ampliarse y pueda ampliarse, utilizando San Agustín, que habrá que buscar otra ubicación a la biblioteca. Y lo digo clara y públicamente. En esa línea me estoy moviendo y me seguiré moviendo».

Además, De la Torre defendió que si la Junta hubiera aceptado la oferta municipal adelantada por este periódico (SUR, 13-10-2014) para gestionar el Museo de Málaga, la Aduana «ya estaría abierta». La Junta respondió con un comunicado a media tarde, donde pedía al alcalde que «se centre» en los equipamientos que dependen del Ayuntamiento.

Porque la política también se juega en el campo cultural.