Diario Sur

«En esta sociedad tan correcta, nadie tiene la opción de ser héroe de verdad»

Tom Hanks, caracterizado como Sully, escucha las indicaciones de Clint Eastwood. :: Keith Bernstein
Tom Hanks, caracterizado como Sully, escucha las indicaciones de Clint Eastwood. :: Keith Bernstein
  • La leyenda del cine, que se siente liberado de actuar, narra en 'Sully' el aterrizaje de emergencia de un avión en el río Hudson, en Nueva York, en 2009

  • Clint Eastwood Director

Clint Eastwood (San Francisco, 1930) eligió como protagonista de 'Sully' a Tom Hanks para dar vida al capitán Chesley Sullengerger. Junto al primer oficial Jeff Skiles (Aaron Eckhart), este piloto logró realizar un aterrizaje de emergencia del vuelo de US Airways 1549 sobre el río Hudson, en Nueva York, en enero de 2009. La película se estrena el viernes y el legendario director promete que no será la última.

¿Cómo llegó esta cinta a sus manos?

Este guión estuvo aparcado en mi mesa durante varias semanas, hasta que mi asistenta me preguntó por él. El único título que tenía era 'Milagro en el río Hudson'. Ella me preguntaba todos los días si lo había leído, y yo le contestaba que no. Pero me di cuenta de que había algo en aquella historia que le atraía y decidí leerlo. Me encantó y hojeé los periódicos que habían escrito sobre el tema. Me pareció que podíamos hacer un gran trabajo. Sin embargo, no sabía dónde estaba el conflicto, hasta que descubrí lo que sufrió el piloto con la Sociedad de Transporte Nacional para demostrar que sus decisiones fueron correctas. En ese momento encontré el drama, el conflicto que necesitaba. Luego se convirtió en una historia fascinante.

Usted es un experto piloto. ¿Siente un aprecio especial por el aterrizaje de Sully?

Sí. Cuando tienes la oportunidad de volar cada día te vuelves muy preciso, compruebas cada detalle de tu aparato. En aviación, el piloto es muy importante y se necesita un tipo como Sully para salvar a 155 personas.

¿Por eso lo admira?

Para pilotar aviones necesitas gente exacta, precisa, alguien que sea bueno con los detalles y sepa vivir según las reglas. Sully es ese tipo de persona. Él sigue las reglas y al tomar la decisión de aterrizar en el río Hudson, las acata, porque ha sido preparado para ello, pero no es lo que le han pedido. De pronto, tiene que tomar una docena de decisiones en unos segundos y toda la historia de la película se reduce a: ¿aterrizo o no en el río?

Usted ha llevado muchos héroes a la gran pantalla. ¿A quién le otorga esta categoría?

Los héroes son únicos. Sin embargo, en esta sociedad políticamente correcta todo el mundo necesita irse a casa con un premio para que sus sentimientos no queden heridos. Nadie tiene la oportunidad de ser héroe de verdad. El mero término está sobreutilizado y resulta una sorpresa cuando alguien hace algo extra por los demás.

En la película tiene mucha importancia el instinto. ¿Cree que en la vida es importante dejarse llevar por los instintos?

Creo que es importante. A veces los instintos te alejan de los problemas y otras veces salvan vidas.

Su pasión por la música y su técnica le ayudaron a conseguir libertad creativa como cineasta.

Creo que el motivo de mi libertad es el tiempo que puedo dedicar a dirigir porque me he liberado de los proyectos que demandaban mi presencia frente a la cámara. Me siento aliviado de poder trabajar únicamente en las películas que dirijo. Y, como todo el mundo, sigo adelante con mis proyectos. Es cuestión de madurez porque, en la vida, uno nunca deja de madurar.

¿Sigue convencido de no volver a actuar?

Hay que trabajar con el material que uno tiene en la mano. Este guión me pareció sensacional y en este momento lo único que quiero es dirigir.

¿La palabra retiro no le suena?

No me suena muy bien porque no quiero pensar en retirarme. Hace muchos años lo pensé, pero me arrepentí enseguida.

-¿Qué fue lo que le cambio de parecer?

Me gusta trabajar, es algo que disfruto. Tal vez un día dejaré de divertirme con el trabajo y elegiré dejarlo. Si me ocurre, será algo repentino y no meditado. Diré adiós, pero, hasta el momento, disfruto y es por eso por lo que me hice director hace 49 años.

Dirigir, actuar y hacer política. ¿Ee considera un político?

No. Fui alcalde durante dos años para permitir a otro gobernar en mi lugar Carmel, porque me imaginé que dos años eran más que suficientes.

No se considera conservador, sino un defensor de la libertad individual. Sin embargo, siempre apoya al candidato republicano.

Sí, porque los libertarios siempre han petenecido al partido republicano. Es decir, los que queremos un Gobierno más pequeño y menos regulación y dejar a la gente tranquila. No creo que el Gobierno tenga que ser la policía de los ciudadanos. Y, por otro lado, creo que habría que gastar menos.