Diario Sur

La Seminci se rinde a una alocada comedia italiana

Anna Muylaert, el equipo de Frágil Equilibrio, Daniel Sánchez Arévalo y Alí Asgari, entre los premiados. :: efe
Anna Muylaert, el equipo de Frágil Equilibrio, Daniel Sánchez Arévalo y Alí Asgari, entre los premiados. :: efe
  • El jurado del festival concede la Espiga de Oro a 'Locas de alegría', una película simpática al gusto del público de cine comercial

Una comedia italiana protagonizada por dos mujeres con desequilibrios mentales, 'Locas de alegría', se llevó ayer por sorpresa la Espiga de Oro de la 61 Seminci de Valladolid. El jurado presidido por Matías Bize ha optado por una película simpática y de grata visión pero sin mayores aportaciones, una cinta más del gusto del público que acude al cine comercial que de la crítica y los aficionados al cine de autor. De hecho, 'Locas de alegría' ha obtenido también el Premio del Público, mientras que en las puntuaciones de los críticos que recoge 'El Norte de Castilla' ha quedado en el puesto número 13 de entre las 18 en competición.

La película italiana, que en España distribuirá Caramel, está dirigida por Paolo Virzì y cuenta la huída de un sanatorio mental de dos mujeres, una ricachona entusiasta, obsesiva y verborreica, a la que da vida Valeria Bruni-Tedeschi, y otra deprimida, que encarna Micaela Ramazzotti, esposa del realizador. Ambas han recibido 'exaequo' el premio a la mejor actriz. La favorita de la crítica, la deliciosa e inteligente 'El ciudadano ilustre', de los argentinos Mariano Cohn y Gastón Duprat, ha quedado en segunda posición en un palmarés que le otorga la Espiga de Plata y el premio al mejor guion. Se estrenará pronto, el 11 de noviembre.

También dos galardones ha recibido la brasileña 'Mãe só há uma' ('Madre sólo hay una'), el de mejor dirección para Anna Muylaert y el de mejor actor para su protagonista, Naomi Nero. El director del festival, Javier Angulo, manifestó su satisfacción por haber alcanzado los 90.000 espectadores.

La Espiga de Plata ha sido para la comedia argentina 'El ciudadano ilustre', de Mariano Cohn y Gastón Duprat, que narra las desventuras de un premio Nobel de Literatura que decide regresar a su pueblo natal en busca de una inspiración perdida.

En esta vuelta a sus raíces, que nunca abandonó en sus obras, el actor Oscar Martínez da vida a un literato que se choca de frente en su regreso con el orgullo de un pueblo que reniega de su premio Nobel en una película que levantó las carcajadas de los asistentes y el reconocimiento del jurado, quien también le ha otorgado el premio Miguel Delibes al mejor guión.

Sorpresas del certamen

Otra de las sorpresas que ha deparado este palmarés de la 61 edición de la Seminci ha sido la consecución del premio al mejor actor de Naomi Nero, un debutante brasileño que se ha subido al podio de los actores por su papel en la película 'Mãe só há uma' (Madre solo hay una), de la brasileña Anna Muylaert, quien también ha sido galardonada con el premio «Ribera del Duero» al mejor director.

Según el jurado internacional, formado por seis expertos del mundo de la gran pantalla, la directora brasileña expone en su obra con un cuidado expositivo un suceso real de niños robados en Brasil hace veinte años y que se centra en la vida de un joven, interpretado por Nero, que trata de buscar su propia identidad.

En el segundo día de este festival los espectadores ya pudieron disfrutar de la película que ayer se alzócon el premio al mejor nuevo director, Mohamed Diab, por su obra Eshtebak (Clash), una fábula política egipcia en la que representantes de todas las clases sociales de Egipto, religiones, edades y sexos ven emerger sus diferencias en pleno golpe de Estado contra el presidente Morsi.

Otro de los reconocimientos otorgados ayer fue el premio Fipresci que otorga la crítica especializada y que ha recaído en la producción franco-polaca de 'Les innocentes', de la francesa Anne Fontaine, por una obra que narra la crudeza de la Segunda Guerra Mundial a través de los hechos ocurridos en un convento a las afueras de Varsovia donde las religiosas quedaron embarazadas tras la liberación rusa.

En esta sección oficial de la Seminci también competían por hacerse con la Espiga de Oro doce cortometrajes, aunque los ganadores han sido solo dos: la española 'Cheimaphobia', de Daniel Sánchez Arévalo, y la italiana 'Il Silenzio', de Farnoosh Samadi y Ali Asgari, mientras que el corto danés 'How long, not long', de los directores Michelle Kranot y Uri Kranot, ha obtenido la de Plata.

Fuera de esta sección oficial, el largometraje canadiense 'Gulîstan, tierra de rosas', de Zaynê Akyol, y la estadounidense 'Shadow World', de Johan Grimonprez, han obtenido el primer premio en la sección Tiempo de Historia, mientras que en la de Doc. España el primer galardón ha sido para el film nacional 'Frágil equilibrio', de Guillermo García.

La 61 edición de la Seminci acabó con la gala de clausura y la proyección de la película francesa 'Le fils de Jean', de Phillippe Lloret, una cinta conmovedora donde el devenir de los hechos va transformado el propio desarrollo de la película.