Diario Sur

Más de 17.000 personas visitan la exposición 'Sorolla. Apuntes de Nueva York' en su primer mes

  • En la muestra se recoge un singular conjunto de 'gouaches' y dibujos neoyorquinos que permiten conocer una faceta poco conocida del artista valenciano

Más de 17.000 personas han visitado la exposición temporal 'Sorolla. Apuntes de Nueva York' del Museo Carmen Thyssen Málaga desde que abriera sus puertas al público el pasado 26 de septiembre, y en la que se recoge un singular conjunto de 'gouaches' y dibujos neoyorquinos que permiten conocer una faceta poco conocida del artista valenciano.

En este sentido, la directora artística del Museo Carmen Thyssen Málaga, Lourdes Moreno, ha mostrado su satisfacción por la buena acogida que ha tenido esta muestra tanto entre el público nacional como internacional, durante este primer mes. En cuanto al país de origen de los visitantes, destacan los provenientes de Reino Unido, Francia y Alemania.

"En estos 'gouaches' y dibujos, realizados en el cenit de su profesión, Sorolla se muestra más libre y moderno que nunca. Pero sobre todo, estos apuntes de NY, demuestran la entrega y la pasión de un hombre por su trabajo creativo. Aún durante su descanso, Sorolla no podía dejar de ser lo que era, un pintor, un espectador laborioso de la naturaleza y la vida", ha añadido.

Los interesados tendrán hasta el próximo 8 de enero de 2017 la posibilidad de contemplar un total de nueve 'gouaches' y 18 dibujos, material documental y gráfico que sirven para poner en contexto el viaje que realizó el artista valenciano a Nueva York en 1911.

La selección de obras expuestas es fruto del trabajo realizado durante su estancia en el hotel Savoy de Nueva York, en la que se siente fascinado por la vida de la metrópolis. Una atmósfera que intentar recoger en una seria de 'gouaches' pintados desde su habitación. Estas nueves obras son testigo de ese momento y recogen las vistas sobre el cruce de la Quinta Avenida y la Calle 59, la Grand Army Plaza y algunas vistas panorámicas de Central Park.

Las obras fueron pintadas sobre cartón o papel, y revelan al artista más íntimo así como la influencia de la fotografía en su obra, con vistas en picado, encuadres casuales y planos fragmentados. Además, se puede descubrir el interés de Sorolla por los nocturnos y el paisaje urbano, facetas prácticamente inéditas en la producción del pintor.

Respecto a los dibujos, gracias el apoyo de su mecenas, el millonario e hispanista Archer Milton Huntington, fundador de la Hispanic Society of America, Sorolla presenta sus obras en varias exposiciones antológicas en museos norteamericanos en 1909 y 1911.

En sus momentos de descanso en el segundo de estos viajes, el pintor valenciano se entretiene realizando rápidos dibujos en los reversos de los menús de los restaurantes. La exposición recoge algunos de los que representan a los comensales del hotel Savoy, en Nueva York, así como los primeros esbozos de la que será su obra maestra, 'Visión de España', 14 lienzos monumentales para la decoración de la biblioteca de la Hispanic, encargados por Huntington.

La muestra 'Sorolla. Apuntes de Nueva York', patrocinada por el bufete Gómez & Villares Abogados, presenta a un Sorolla distinto, pero sin dejar atrás su esencia. "Su pincelada tiene el brío y la soltura de siempre, pero su mirada desde la ventana del hotel es la de un halcón desde las alturas, extasiado ante la visión urbana", ha señalado la directora artística del Museo, que ha añadido que, en estas obras, "espectador y artista son una misma persona, contagiados y unidos por el atractivo de unas escenas llenas de vida, una vez más copiadas con maestría por Sorolla del natural".