Diario Sur

Bartolomé Ruiz, director de Los Dólmenes; Monsalud Bautista, delegada Cultura; Eduardo Tamarit, secretario general Cultura; y José Luis Ruiz, delegado del Gobierno. :: antonio J. Guerero
Bartolomé Ruiz, director de Los Dólmenes; Monsalud Bautista, delegada Cultura; Eduardo Tamarit, secretario general Cultura; y José Luis Ruiz, delegado del Gobierno. :: antonio J. Guerero

Los Dólmenes tendrán más vigilancia, pero la falta de personal tendrá que esperar

  • Desde enero, el conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco ampliará su horario y estudia cómo programar las visitas

El incremento de visitantes del conjunto dolménico es más rápido que las actuaciones de la Consejería de Cultura, que anunció ayer cien mil euros para mejorar el sistema de vigilancia. Sin embargo, de momento, no solucinará los probleas de personal a los que se enfrenta el monumento hasta que no se apruebe el nuevo plan director del espacio declarado en julio Patrimonio Mundial por la Unesco

El secretario general de la consejería, Eduardo Tamarit, visitó ayer el conjunto antequerano y anunció una partida de 98.000 euros para «reforzar todos los sistemas de seguridad interior», con el fin de proteger los monumentos internamente y evitar daños, ya que no hay nadie que controle el acceso ni cuide del correcto uso de la entrada a los mismos. Tamarit expresó su confianza en el nuevo plan director del entorno para encauzar el futuro del conjunto dolménico, con un contenido que establezca el calendario y actuaciones que precisa para mejorar su gestión, atender el incremento de visitas y cumplir los compromisos con la Unesco. Pero de momento no soluciona los problemas de personal del conjunto, diezmado en los últimos meses.

En cuanto a los problemas de personal -solo hay dos de los diez puestos previstos para gestionar el conjunto están ahora mismo cubiertos-el secretario no concretó la fecha para una solución, escudándose en que hay que esperar el concurso interno actual en la administración y cuando se sepan «las plazas que no se han cubierto», actuar si existen necesidades, también atendiendo al plan director. En la actualidad, faltan por cubrir los puestos de peón, vigilantes, administrativos y arqueólogo. Tampoco descarta que se puedan contratar provisionalmente o en el futuro, servicios externos para el mantenimiento del recinto o su vigilancia, como ya se practica en el centro de recepción de visitantes.

El responsable de Cultura anunció que para atender el incremento de visitas, desde enero de 2017 se ampliarán los horarios en un 30 por ciento. También habrá «un reforzamiento de todos los folletos que, afortunadamente, cada día son más necesarios por el número tan importante de visitas», ya que se han agotado los de español e inglés, quedando solo en francés y holandés.

Tamarit destacó el Plan Director de Los Dólmenes como la herramienta que la Junta utilizará para planificar el futuro del recinto dolménico, estableciendo el método de gestión y las necesidades de gestión. «Tendrá un primer borrador antes de final de año y posiblemente en el primer trimestre del 2017 sea llevado a Consejo de Gobierno para su aprobación».

El secretario general de la Junta de Andalucía anunció la creación de un Consejo Asesor del Sitio de Los Dólmenes, «que queremos que sea abierto a todos los organismos públicos, instituciones públicas de la provincia y del propio territorio. Es decir, ayuntamientos de la Comarca, el propio Ayuntamiento de Antequera, Diputación, Junta de Andalucía y el Gobierno Central si también está dispuesto a participar».

Sobre el proyecto de transformación y finalización del museo que sigue pendiente de su finalización desde 1992, primer año en que se fijó fecha para su apertura, Tamarit anunció que en breve se anunciará la inversión. «La intención de la Junta es cumplir con el compromiso que se tuvo y esperemos que cuando se presenten los presupuestos de la Junta de Andalucía veáis reflejados partidas importantes», añadió.

Tras su visita, el alcalde de Antequera, Manuel Barón, calificó de «decepcionante» la visita del secretario general, y calificó de «insuficientes» las medidas anunciadas para su preservación. Manifiestó que es poco creíble, «dados los numerosos antecedentes que atesoran Los Dólmenes en los últimos 25 años». El alcalde lamentó que ignoren al Ayuntamientoy consideró incongruente anunciar un «proceso participativo cuando ni tan siquiera se ha contado con el Ayuntamiento de la ciudad para comunicar oficialmente las mínimas medidas anunciadas». Además, recordó que dicho plan contaba con un avance que se presentó en el año 2011 y ahora, cinco años después, vuelven a anunciarlo.

Insistió en la necesidad urgente de dotar de vigilancia y más personal al recinto, ya que cada día aumentan más las visitas (ya se ha superado el total del pasado año), por lo que esperar al próximo año, sería de nuevo tarde, y más cuando no hay ni peón, ni jardineros ni vigilantes, pese a estar contemplados.