Diario Sur

Juan Picasso: la espada y la plumilla

vídeo

Isabel Picasso, Elvira Cañellas Picasso, Paz Cañellas Picasso y Ana Picasso, bisnietas del general Juan Picasso, acudieron ayer a la presentación del proyecto sobre el militar y dibujante. / Álvaro Cabrera | Vídeo: Pedro J. Quero

  • La Casa Natal dedica una exposición al tío abuelo del artista, militar prominente y aficionado al dibujo

  • El antepasado del genio firmó el 'Expediente Picasso', informe crucial sobre las negligencias de los mandos españoles en la Guerra de Marruecos

málaga. Desde la última hilera de sillas destinadas a los invitados y a los periodistas, Elvira Cañellas Picasso graba con su teléfono móvil las palabras de Ana Picasso. Junto a Elvira está su hermana Paz y en primera fila atiende Ana Picasso. Las cuatro pasean por la sala de exposiciones con una suerte de orgullo emocionado. Ana Picasso recuerda el pasado familiar y remacha: «Ahora muchas cosas no salen a la luz porque no existe un general Picasso». Y las cuatro asienten casi de forma acompasada.

Isabel, Ana, Paz y Elvira son bisnietas de Juan Picasso, general del ejército español, tío abuelo de Pablo Ruiz Picasso y autor del 'Expediente Picasso', el informe crucial donde relató las negligencias de los mandos españoles durante la Guerra de Marruecos que cuajó a sangre y fuego en el 'Desastre de Annual' de 1921. «Mi padre nos contó que mientras su abuelo elaboraba el informe, le ofrecieron ser ministro del Ejército, pero él respondió: 'Prefiero ser un militar honesto'», compartía ayer Isabel en el estreno de la exposición 'El general Picasso. Militar y dibujante'.

La muestra representa el proyecto central del XXIX Octubre Picasso promovido por la Fundación Picasso-Museo Casa Natal y sirve para acercar al gran público la figura del militar malagueño que llegó a ser miembro del Consejo Supremo de Guerra y Marina, así como representante de España en la Sociedad de Naciones. Una figura prominente, cuyo informe «hizo temblar los cimientos» de la monarquía de Alfonso XIII, según reivindicaron ayer los responsables de la propuesta.

Bajando al detalle de la exhibición, el proyecto programado hasta el 5 de febrero de 2017 ofrece más de un centenar de dibujos del general, la inmensa mayoría de ellos inéditos, tal y como destacaba ayer el comisario del montaje, Rafael Inglada. De este modo, la exposición combina los dibujos sobre papel realizados por Juan Picasso con diversos documentos históricos y cuatro obras de juventud de Pablo Ruiz Picasso procedentes del Museo Picasso de Barcelona.

Obras realistas

En este punto, Inglada glosó los dibujos de Juan Picasso como composiciones «muy realistas» que a menudo tratan sobre las ciudades por las que pasó el general (Segovia, Sevilla, Granada y Málaga), sin olvidar los retratos casi a modo de miniaturas de personajes de la época y las fachadas de edificios de muy diversa índole. Además, la muestra ofrece el lienzo 'Desembarco en Alhucemas' de Moreno Carbonero, cedido por el Museo del Prado, y 'Carga de caballería en el Rif' de Román Navarro. En total, la exposición en torno a Juan Picasso reúne en la sala de la plaza de la Merced piezas procedentes de 29 prestadores, tanto institucionales como particulares.

«El General Picasso merecía por sí mismo una exposición, con independencia de su vinculación con Pablo Ruiz Picasso», reivindicaba ayer el director de la agencia municipal que gestiona la Casa Natal, José María Luna, quien defendió que había «llegado el momento» de dedicar por primera vez una exposición monográfica a Juan Picasso.

«Lo tuve claro siempre, pero cuando hemos empezado a hablar me he reforzado en la idea porque hemos descubierto que mucha gente no lo conocía», argumentó Luna antes de reiterar que proyectos como el que ahora presenta la Fundación Picasso forman parte de la esencia de la institución. «Hacer una exposición más allá de las virtudes artísticas del general tenía mucho sentido en el trabajo de la Casa Natal (.) Los museos tienen sentido en función de la actividad que realizan», apostilló el director de la agencia municipal que también gestiona las filiales del Pompidou y del Museo Estatal de Arte Ruso de San Petersburgo.

En su intervención, Luna presentó el montaje como un proyecto «muy denso y rigurosamente muy bien asentado», al tiempo que ponderó la «calidad científica contrastada y artística cualificada» de la exhibición que pone los focos sobre Juan Picasso, Hijo Predilecto de Málaga desde 1922. «Sería bonito que le pongan su nombre a una calle en su cuidad», lanzó su bisnieta Isabel. Y el alcalde, Francisco de la Torre, sentado a su lado, replicó raudo: «Justo en eso estaba pensado...».