Diario Sur

El Pompidou rapea filosofía política

MC Meya, MC Hábil Harr y MC Starr llevaron ayer la filosofía al terreno del rap. :: álvaro cabrera
MC Meya, MC Hábil Harr y MC Starr llevaron ayer la filosofía al terreno del rap. :: álvaro cabrera
  • Cabello/Carceller hace sonar en el Puerto de Málaga textos de Foucault y Sontag

Una niña morena -peto vaquero, camiseta blanca y zapatillas deportivas- alza el brazo izquierdo y lo agita imitando el vaivén de los cantantes sobre el escenario. Delante de ella, un bebé que apenas aprende a caminar salta entusiasmado y al otro lado de la plataforma, otros dos pequeños dan palmas y llevan el ritmo con la cabeza. Ellos se quedan en la música. La letra es otra historia.

La letra son textos de Michel Foucault, de Susan Sontag, de Judith Butler y de Achille Mbembe, convertidos en fraseo con 'flow'. Es la acción 'Rapear filosofía' a cargo del dúo Cabello/Carceller que en la tarde de ayer ocupó la entrada del Centro Pompidou Málaga en el marco del programa MOVE.

Los MC (nombre que reciben estos intérpretes) ponían su voz y su ritmo a los escritos. «La idea general de la filosofía es metafísica, pero esto es filosofía política», reivindicaba minutos antes de la actuación Ana Carceller, que junto a Helena Cabello compone un colectivo esencial en la escena nacional de la performance y el vídeo arte. «Hemos reunido a autores que hablan de la violencia, de la guerra, de cómo el arte usa esas imágenes...», avanzaba Cabello.

Junto a ella, Carceller acotaba: «Queremos trabajar para públicos pensantes y estos MC tratan de cuestiones muy similares a las que plantean estos autores, ellos también querían trabajar con la filosofía. El MC quiere filosofar... De alguna manera, el MC es una continuación del filósofo».

Así, MC Meya abría escenario acometiendo las reflexiones de Foucault; MC Starr se encargaba de Susan Sontag y MC Hábil Harry ponía ritmo a Judith Butler. Y al final, los tres intérpretes abordaban las líneas de Achille Mbembe. Y como quien no quiere la cosa, en apenas media hora se iban repasando las aportaciones de algunos pensadores esenciales de los últimos 40 años.

Música y violencia

«¿Quién cree en la actualidad que se puede abolir la guerra? Nadie. Ni siquiera los pacifistas, sólo aspiramos a impedir el genocidio, en vano. A presentar ante la justicia a quienes violan gravemente las leyes de la guerra. Las fotografías ilustran y corroboran. Erigen el sentido del presente y del pasado». MC Starr ponía voz a las palabras de Susan Sontag antes de que los tres enfilaran el tramo final de una actuación que comenzó a las seis de la tarde y que llegó a congregar a más de 250 personas junto al Cubo del Puerto.

En esos compases finales, las reflexiones de Mbembe, glosadas minutos antes por Cabello/Carceller: «Los textos van desde la biopolítica de Foucault hasta la necropolítica de Mbembe, desde la filosofía de la vida del primero hasta cómo el segundo aborda la situación de países en los que el único premio es que no te maten».

«Y yo, no como individuo, sino como especie más viviré, más podré proliferar, más fuerte y más vigoroso seré. La muerte del otro no es simplemente mi vida, la muerte del otro es lo que va hacer que la vida, en general sea más sana y más pura», sonaba ayer a las puertas del Pompidou, donde los niños bailaban y algunos adultos se iban a casa, quizá, con algo en lo que pensar.