Diario Sur

Paulo Coelho y el postureo cultureta

Sergio Sarria posa con su novela en el plató de 'El Intermedio'. :: sur
Sergio Sarria posa con su novela en el plató de 'El Intermedio'. :: sur
  • El malagueño Sergio Sarria, coordinador de guión en 'El Intermedio', debuta en la novela con una historia en clave de humor sobre la crisis de los 40

La casta son los 'hipsters'; los que se dejan el dobladillo del pantalón a altura del maleolo del peroné desnudo; las chicas pálidas de labios rojos que escuchan en sus teléfonos móviles música melancólica en inglés que no entienden; los barbudos indomables; los que escriben -o hacen como que escriben- en sus portátiles de diseño, sentados bien a la vista en los escaparates de las cafeterías franquiciadas con wifi gratis.

Sergio Sarria admite sin regateos que ha sido casta. «Yo también he sido parte de eso... Lo bueno es darte cuenta de que te estás convirtiendo en una parodia de ti mismo... un poco gilipollas», comenta durante la pausa del almuerzo de su jornada laboral en 'El Intermedio', el programa de La Sexta donde es coordinador de guión. Sarria acaba de publicar su primera novela, anoche la presentaba en Madrid de la mano de El Gran Wyoming y el asunto promete desde el título: 'El hombre que odiaba a Paulo Coelho' (La Esfera de los Libros).

«Para mí ha sido catárquico escribir el libro. Por varias razones. Siempre salía del trabajo y estaba cansado y no me ponía a escribir. Mar, una buena amiga que además era compañera en el programa, me decía que el momento ideal nunca iba a llegar. Un cáncer se llevó a Mar y, aunque ese sí que no era un buen momento, me puse las pilas», rememora Sarria sobre la gestación de esta historia, narrada en primera persona por un abogado bastante snob que decide cambiar de vida cuando asoma la crisis de los 40.

Freiser conoce a Los Soprano

«El libro trata sobre la soledad, sobre las huidas hacia adelante, pero en clave de humor y con una trama llena de acción», adelanta Sarria (Málaga, 1979), que ofrece una comparación muy ilustrativa para resumir el contenido de su primera novela. «Sería algo así como 'Freiser conoce a Los Soprano'», brinda el escritor sobre dos de las series de televisión más populares de las últimas décadas, la primera sobre un estirado psicoanalista y la segunda sobre una bizarra familia de mafiosos.

«La intención del libro es entretener, pero también plantear cierta crítica a la generación a la que pertenezco y en la que la mayoría de nosotros somos bastante egocéntricos. De ahí viene también el título. Está puesto por el clasismo intelectual que lleva a definirnos en función de nuestras fobias. Como eso de que está bien visto echar pestes de Paulo Coelho. En ese sentido, también es una crítica al postureo cultureta», ilustra el escritor malagueño.

Claro que 'El hombre que odiaba a Paulo Coelho' también dirige su mirada satírica hacia el tipo de libro que ha hecho célebre al autor brasileño: «También hay una reflexión sobre ese tipo de manuales, sobre esos libros que muchos critican, criticamos incluso, pero en los que puedes caer en tu afán por encajar en un mundo donde ese tipo de recetas parecen estar tan en boga».

Y como el dios del mercado escribe derecho con renglones torcidos, el primer libro del malagueño está colocado en alguna que hora superficie comercial junto a la última novela de Coelho. «A mí estas cosas es que me divierten mucho...», admite Sarria, curado ya de postureo.