Diario Sur

La Sociedad Filarmónica de Málaga, la más antigua de España

Antiguo conservatorio de María Cristina.
Antiguo conservatorio de María Cristina.
  • Creada en 1869, esta institución sentó las bases del Real Conservatorio de Música María Cristina

  • Los primeros conciertos los ofrecían en su mayoría señoritas y caballeros de la ciudad

El amor a la buena música fue el germen que propició la creación, en 1869, de la Sociedad Filarmónica de Málaga, que recogió el testigo ofrecido por la Sociedad de Conciertos Clásicos, constituida en 1868 bajo la dirección de Antonio Capa y que cobraba a sus miembros cincuenta céntimos. Al año siguiente, se puso en marcha la Sociedad Filarmónica de Málaga. En la actualidad, con casi siglo y medio a sus espaldas es la institución más antigua de España en su género.

La presencia de la Filarmónica recayó en Antonio Palacios, mientras que la dirección facultativa la desempeñó el maestro Capa. En esos primeros tiempos, los conciertos los ofrecían en su mayor parte señoritas y caballeros de la ciudad. Ante el auge que logró la Filarmónica, la dirección facultativa se le ofreció al célebre músico Eduardo Ocón.

Otro hito destacado sucedió en 1880 con la fundación del Conservatorio de Música. Para ello se contó con la colaboración del Ayuntamiento y de la Diputación Provincial. Fue una época de gran pujanza como lo demuestra el hecho de que actuaron intérpretes de la talla de Rubinstein, Albéniz y Gayarre, entro otros consagrados artistas.

La Sociedad Filarmónica de Málaga dio un salto de calidad al ubicarse en el inmueble que ocupaba el Liceo tras haber tenido su sede en locales y almacenes. Fue en esas fechas cuando surgió el Real Conservatorio de Música María Cristina. El fallecimiento de Eduardo Ocón supuso la separación de las direcciones facultativas de la Sociedad Filarmónica y del María Cristina, aunque se mantuvo la colaboración en cuanto al desarrollo de la cultura musical de Málaga.

Gracias a la Filarmónica pasaron por Málaga virtuosos como Liszt, Wilhem Kempf, Sarasate o Szeryng. Esta institución musical alcanzó un fuerte apogeo durante los años de la Segunda Guerra Mundial y los posteriores al conflicto bélico internacional. El presidente esas fechas era Miguel Ángel Ortiz Tallo. Su trabajo fue continuado con éxito por Miguel Martín García-Varo y Ernesto Lasso de la Vega. No obstante, por distintas circunstancias, con el paso de los años, la Filarmónica sufrió un bache. En ello tuvo que ver que el Conservatorio se trasladase a El Ejido.

La consecuencia fue que el María Cristina entró en una etapa de abandono. Incluso llegó a decirse que el edificio sería derruido. La intervención del entonces presidente de la Caja de Ahorros de Ronda, Juan de la Rosa, permitió la recuperación del antiguo conservatorio, que en la actualidad pertenece a la Obra Social de la Fundación Unicaja

En estos momentos, la Sociedad Filarmónica organiza más de veinte conciertos por temporada, con la participación de destacados conjuntos de cámara, solistas y agrupaciones corales. La Filarmónica cuenta con unos 200 abonados. Casi todos los abonos son familiares. La Fundación Unicaja cede a la Sociedad Filarmónica la sala de conciertos María Cristina, que está considerada como una de las de mejor acústica de Europa.