Diario Sur

Yusto/Giner mantiene su apuesta por la pintura con José Carlos Naranjo

    A partir de ‘Desayuno en la hierba’
    A partir de ‘Desayuno en la hierba’ / SUR
    • La galería de Marbella abre la temporada con las inquietantes escenas del joven autor gaditano, saludado con entusiasmo por la crítica

    Es una de las obras más populares de la Historia del Arte, pero no la vio de cerca, en persona, hasta hace apenas un año. «Sentí de inmediato una atracción, algo que me empujaba una y otra vez a indagar en ella, para mí era como sacarme una espina que se me había quedado dentro». Habla José Carlos Naranjo sobre su encuentro con ‘La Venus del espejo’ de Diego Velázquez, expuesta en la National Gallery de Londres, la ciudad donde Naranjo vive desde hace un par de años.

    Y ambas experiencias, su traslado a la capital británica y su ‘anunciación’ velazqueña, cobran especial protagonismo en la exposición que José Carlos Naranjo inaugurará mañana en la Galería Yusto/Giner de Marbella. Un montaje surcado de escenas inquietantes, de personajes entre dislocados y sensuales, de blanco y negro, pero –sobre todo– de una intensa escala de grises.

    La sala marbellí estrena temporada con la obra de Naranjo (Villamartín, Cádiz, 1983) y con esa decisión, Yusto/Giner suma una nueva muesca en su apuesta decidida por la pintura en la escena del arte contemporáneo. Porque Naranjo se incorpora a una nómina en la que figuran autores como Rosa Loy, Miguel Laíno y Miguel Gómez Losada, que también han pasado por la galería malagueña. «La línea ya está marcada y, aunque no renunciamos a instalaciones o fotografías, nuestra línea es la pintura figurativa. Además, cuando ves a los artistas, todos tienen en común una línea de misterio, algo enigmático, en sus obras», aporta Juan Pablo Yusto, fundador de la galería junto a Graciela Giner.

    A esa senda se incorpora Naranjo, saludado con entusiasmo por la crítica. En su currículo ya cuenta, entre otros reconocimientos, con el Premio BMW de Pintura (2013), con la Beca de la Fundación Rodríguez Acosta y con su participación en la Residencia Internacional de Artistas de la School Visual Art de Nueva York.

    «Esta exposición es el fruto de mis dos últimos años de trabajo en Londres. Ya el simple hecho de buscar estudio y un hueco en la ciudad me generaron una serie de historias que intenté plasmar en la obra que formó parte de la exposición ‘Gramática & Bricolaje’, comisariada por Sema D’Acosta en Yusto/Giner hace algo más de un año. Por eso, cuando me propusieron realizar una exposición individual en la galería, no lo dudé un segundo», añade Naranjo desde Londres.

    El artista explica que el proyecto en Yusto/Giner se divide en tres partes «dispares entre sí» pero unidas por su fidelidad al óleo sobre el lino. Naranjo encuentra la «columna vertebral» de la exposición en la serie de 12 pinturas que viran desde el primer cuadro en negro hasta el lienzo final en blanco. «No sabía como llegar hasta ese cuadro blanco y dispuse la serie para ir acercándome poco a poco», esboza Naranjo, «un artista que pinta de día escenas nocturnas», como resume el galerista.

    Imágenes superpuestas

    En alusión a la propuesta del autor gaditano, Juan Pablo Yusto destaca la carga matérica y la «superposición de capas de pintura y de imágenes» que ofrecen las obras de José Carlos Naranjo, que permanecerá en la sala marbellí hasta el próximo 25 de noviembre.

    Junto a la serie anterior, Naranjo presenta cuatro retratos y un díptico de gran formato, «un guiño directo» a dos obras emblemáticas de la Historia del Arte «hecho desde la emoción, no desde la técnica»: la mencionada ‘La Venus del espejo’ de Velázquez y ‘Desayuno en la hierba’ de Manet.

    Sólo que aquí no hay escenas bucólicas, sosiego y calma. En las pinturas de Naranjo hay una tensión inquietante, como una sombra agazapada siempre a punto de saltar.