Diario Sur

El alquiler de la Biblioteca Provincial ha costado ya siete millones de euros

La Biblioteca Provincial se mudó a la avenida de Europa en 1994. :: francis silva
La Biblioteca Provincial se mudó a la avenida de Europa en 1994. :: francis silva
  • La Junta aprueba una nueva partida de casi 250.000 euros para el arrendamiento de la sede que ocupa la institución desde hace 22 años

Unos prefieren comprar, a otros les gusta más alquilar y no pocos deben conformarse con lo que pueden permitirse. A la Biblioteca Pública del Estado -como a cualquier institución- le convendría tener una sede estable, pero lleva en un edificio arrendado en la avenida de Europa de la capital malagueña desde finales de 1994. Iba a ser una solución «provisional», pero el asunto se demora ya 22 años y la factura engorda. Tanto es así, que la Junta de Andalucía ha destinado en este tiempo siete millones de euros a pagar al casero.

El último importe lo aprobaba ayer el Consejo de Gobierno andaluz, que daba su visto bueno a la «prórroga del arrendamiento» suscrita el pasado mes de febrero por 248.469 euros. La nota remitida por la Junta habla de un contrato por un año que estaría vigente hasta febrero de 2017; sin embargo, fuentes del Ejecutivo andaluz consultadas por SUR confirmaron que el contrato de arrendamiento actual tiene validez hasta el 31 de enero de 2018 y que la fórmula administrativa empleada es la de aprobar cada la inversión necesaria cada año para hacer frente a ese arrendamiento.

Asimismo, cuentes del Ejecutivo regional detallaron a SUR que el importe sufragado por las arcas andaluzas para afrontar el alquiler de la biblioteca alcanza ya los siete millones de euros. En este punto, conviene recordar que la Biblioteca Provincial -nombre con el que se conoce de manera popular a la institución- es de titularidad estatal, pero la gestión está transferida al Gobierno andaluz.

Vaivenes sin concretar

La falta de acuerdo entre ambas instituciones ha motivado que lo que se planteó como una situación provisional se haya prolongado durante más de dos décadas. Porque el traslado de los fondos de la Biblioteca -casi 170.000 libros y en torno a 14.000 volúmenes de publicaciones periódicas- al edificio de la avenida de Europa iba a ser transitorio mientras se rehabilitaba el antiguo colegio de San Agustín situado en la calle del mismo nombre. El proyecto para la recuperación de ese inmueble se demoró en trámites administrativos durante más de cinco años y, para cuando llegaron los permisos, la crisis y los recortes dejaron la iniciativa en el dique seco presupuestario.

El incierto futuro de la Biblioteca parecía aclararse hace un par de años. El Gobierno central y la Junta de Andalucía pactaban su traslado al convento de la Trinidad. Sin embargo, al primer anuncio de consenso no ha seguido ninguna otra medida para convertir esas intenciones en una realidad. Y van 22 años.