Diario Sur

Un nuevo laboratorio para el arte en Málaga

El espacio está en pleno Polígono El Viso de Málaga
El espacio está en pleno Polígono El Viso de Málaga / SUR
  • Ikono Instituto Investigación Cultural presenta su proyecto con los artistas residentes Juan Manuel Rodríguez, José Luis Puche, José Manuel González, Enrique Gharés y María Bueno

Un polígono industrial parece el lugar menos propicio para que las musas vengan a visitar al creador. Pero, si uno lo decora todo para que estén a gusto, puede que se queden a vivir, olvidando hasta el ruido que las rodea. Esa es la intención con la que abre sus puertas Ikono Instituto Investigación Cultural, una iniciativa de la empresa malagueña Ikono Soluciones, en pleno Polígono El Viso de Málaga. Es objetivo es crear una fábrica de arte, un laboratorio cultural, donde los artistas, especialmente a los residentes encuentren un espacio abierto para crear y desarrollar sus proyectos.

Juan Manuel Rodríguez, José Luis Puche, José Manuel González, María Bueno y Enrike Gharés han encontrado el hábitat perfecto en C/Quilla n.º 2 y las musas le acompañan entre acuarelas, pinceles, caballetes y escritorios llenos de ideas y proyecto. 'Whatever you think, think the opposite' se lee en uno de los muros entre obras y bocetos. Este jueves 6 de octubre, se celebraba el evento 'Open Studio' para presentarlo a la sociedad malagueña y el espacio cobraba más vida aún.

Luces y acción. Suena la música y todo comienza. Es la performance audiovisual del vanguardista Enrike Gharés en colaboración con Vasil Hajigrudev y Azael Ferrer emplea el sonido y las posibilidades tecnológicas del 'Dolby Atmos – Auro 3D' fusionando el arte visual con el sonido tridimensional. María Bueno (artista becada en IIIC) presentó su proyecto 'Capilla Septina: el cobijo de los seres', collage de grandes dimensiones formado por dibujos de pequeño formato pegados unos sobre otros.

Como ellos mismos explican, el IIIC tiene «una filosofía eminentemente enfocada a la producción, la investigación y la formación en un espacio dinámico y fluido, en permanente transformación», cuyo objetivo principal es «generar sinergias entre los creadores residentes y las diferentes disciplinas del arte en las que desarrollan sus investigaciones». En este sentido, IIIC apuesta por el trabajo colaborativo como herramienta de gestión de los oficios.