Diario Sur

La (posible) verdad sobre Bélmez en la nueva edición de Pecha Kucha

Las caras de Bélmez han sido objeto de estudio y exposición en numerosas ocasiones.
Las caras de Bélmez han sido objeto de estudio y exposición en numerosas ocasiones. / SUR
  • El evento contará con ocho ponentes que, este jueves por la noche, hablarán de arquitectura, sostenibilidad, viajes y tecnología

Aunque las noches de Pecha Kucha ya se hayan consolidado en Málaga como un elemento esencial en la ‘movida’ cultural de la capital de la Costa del Sol, la celebración de su décimo sexta edición es la mejor excusa para volver a exponer la importancia que supone acoger esta actividad en la ciudad. Tal como relata Alfonso Fiz, uno de sus organizadores locales, el germen del Pecha Kucha es una respuesta sobre como no tener que escuchar larguísimas presentaciones.

Tomando a Japón como punto de partida, el Pecha Kucha se ha instalado ya en más de 600 ciudades a lo largo del mundo, aunque no es tan sencillo ser embajador del mismo. El propio Fiz, junto a Damián López, tuvo que pedir hace cuatro años un permiso a los promotores originales para poder organizarlo; y desde entonces han cumplido con creces el mínimo de cuatro ediciones anuales que se exigen, ya que esta será la ocasión número 16 que se haga en la ciudad. Esta noche, a partir de las 20.20 horas en la Escuela de Arquitectura de El Ejido, el Pechakucha volverá a dejar seis minutos y 40 segundos a sus ponentes para que cuenten sus historias, propuestas, proyectos o iniciativas que merezcan la pena ser relatadas.

«Se trata», ha explicado Fiz en más de una ocasión, « de eventos multidisciplinares, en los que nada tiene un punto comercial ni se trata de historias de emprendedores; a partir de ahí el espectro es amplio». A través de 20 imágenes proyectadas en otros veinte segundos, los ponentes –que se tienen que ceñir minuciosamente a este tiempo por imagen– contarán pequeños conceptos de aquello que han vivido o en lo que han trabajado. De hecho, ninguno de ellos controla el paso de las diapositivas, por lo que no está de más ensayar previamente.

Una edición ecléctica

Pese a que todas las ediciones tienen un componente eminentemente heterogéneo, esta ocasión presenta un programa muy dispar. Uno de los ponentes más destacados será el escritor afincado en Málaga Juanma Alonso, autor del libro ‘Las caras de Bélmez, fantasmas o fantasmadas’, y en el que pone en duda la metodología de supuestos expertos en la materia, como el televisivo Iker Jiménez. Alonso aportará datos que confirmarán su opinión de que Jiménez trata de ocultar aspectos de la investigación, como que por ejemplo no se conservan fotos de la primera cara que apareció en el suelo, la misma que según la tradición fue picada por el hijo de la propietaria de la casa.

Otro de los platos fuertes será los casi siete minutos en los que Daniel Natoli contará su experiencia al frente de la publicación digital Derivasia, que además de relatos viajeros, ofrece entrevistas, reportajes y reflexiones que girarán siempre en torno a una temática propuesta. El arquitecto Ignacio Jaúregui tendrá el mismo tiempo para hablar del proyecto del Museo Ruso, y el malagueño afincado en Inglaterra Emilio Mula relatará su experiencia viviendo «de verdad» de una manera sostenible. Ángelo di Placido (FabLab Málaga); Sr. Margarito (Animación y espetos); Pepo Alcalá (Educar en movimiento) y Demófilo Peláez (La albañilería hecha arte) cierran el programa de esta edición.