Diario Sur

Lo que pasa antes de ser adulto

Todos los viernes de octubre estará en la Cochera Cabaret
Todos los viernes de octubre estará en la Cochera Cabaret / SUR
  • '¿A quién te llevarías a una isla desierta?' aparca en la Cochera Cabaret tras tres temporadas en Madrid con su ácido retrato generacional

Han salido de la universidad con ganas de comerse el mundo, y se han dado con la crisis en las narices. No son ni jóvenes ni adultos. O vuelven a casa de sus padres o se compran un billete a cualquier otra parte del mundo para probar suerte. Una sensación que Jota Linares y Paco Anaya conocen bien y a la que hace unos años se enfrentaron como mejor saben: escribiendo una obra de teatro. Tras tres temporadas en Madrid en las que saltó del circuito off a las tablas convencionales del Teatro Lara, ‘¿A quién te llevarías a una isla desierta?’ trae ahora a Málaga ese retrato generacional bajo las órdenes de Ceres Machado y con nuevo elenco. Todos los viernes de octubre estará en la Cochera Cabaret.

Cuatro chicos que han compartido piso durante la facultad tienen 24 horas por delante para hacer la mudanza. Tienen que llevarse muchas cosas y dejar otras aparcadas, porque se cierra una etapa. Y, por el camino, «se descubren secretos que había en la casa», explica la directora. No es un drama y tampoco una comedia, por eso la crítica lo ha definido como una ‘dramedia’.

«Te lleva a la reflexión. Hablamos de identidad y hablamos de emociones», cuenta Machado. Y eso llega igual a quien vive esa generación desde dentro y a quien la ve desde la distancia. «Porque los protagonistas son jóvenes, pero no es solo para público joven», aclara.

El elenco, del que formaba parte en Madrid la actriz malagueña Maggie Civantos (‘Vis a vis’), se renueva con cuatro actores afincados en Málaga: Lucía González Lara, Óskar García, Daniel Garod y María Vilches. Machado, «fan» de la obra estos tres años, recoge el testigo de Linares en la dirección con el reto de llevarla de gira por escenarios de dentro y fuera de la provincia.Es el mismo texto, pero actualizado con ‘errores’ que han surgido en el proceso de ensayo para quedarse en el guión, y con un toque diferente: «Jota es hombre, yo una mujer. Inevitablemente enfoco de otra manera los personajes femeninos».