Diario Sur

Segolène Royal y Ban Ki-moon, ayer en Estrasburgo. :: P. S. / Efe
Segolène Royal y Ban Ki-moon, ayer en Estrasburgo. :: P. S. / Efe

Europa da luz verde al Acuerdo de París sobre clima en tiempo récord

  • Las onegés reclaman ahora «pasar a la acción» y aseguran que los Veintiocho se enfrenta a una «prueba de credibilidad»

La cada vez más conocida como 'Desunión Europea' está falta de buenas noticias, de ahí que nadie se extrañe si «histórico» ha sido el adjetivo más comedido usado por sus grandes líderes para definir la ratificación del Acuerdo climático de París que ayer dio el Parlamento Europeo por abrumadora mayoría y ante la mirada del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. La decisión servirá para que el Consejo Europeo dé también su plácet y con él, el Acuerdo se convertirá en legalmente vinculante dentro de un mes (un tiempo récord, como se pretendía) al sumar los apoyos internacionales necesarios (al menos 55% de países y el 55% de emisiones totales).

De ese modo, el Acuerdo de París entrará en vigor en la cumbre del clima de Marrakech (COP22), que se celebra entre el 7 y el 18 de noviembre. «Los europeos somos los líderes mundiales en materia climática. Fue Europa la que negoció el primer acuerdo global jurídicamente vinculante sobre clima. Fue Europa la que construyó la coalición de ambición que hizo posible el Acuerdo en París», se felicitó el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, quien venía advirtiendo de que si la UE no se ponía las pilas «sería el hazmerreír del mundo» después de que Estados Unidos y China le tomasen la adelantarse firmando el protocolo.

El acuerdo del Parlamento Europeo se ha realizado en un tiempo récord respecto a los ocho años que necesitó el Protocolo de Kioto. Tras los principales contaminantes del planeta -China, Estados Unidos e India-, la Unión Europea presentará en los próximos días su ratificación ante Naciones Unidas, al mismo tiempo que los países europeos con su proceso nacional finalizado, lo que implicará la entrada en vigor del texto. «Los siete países europeos presentarán el viernes por la mañana sus instrumentos de ratificación», anunció la actual presidenta de la conferencia del clima, la ministra francesa Ségolène Royal, en referencia a Alemania, Austria, Francia, Hungría, Eslovaquia, Malta y Portugal.

Para la entrada en vigor del acuerdo, según informa AFP, que sustituirá a partir de 2020 al actual Protocolo de Kioto, un total de 55 países que representen el 55% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) deben ratificarlo. La primera condición ya se cumplió con la ratificación de 62 países, y la segunda se podrá completar en los próximos días tras el voto favorable de los europarlamentarios. «Por la humanidad y las próximas generaciones, los animo a apoyar una ratificación rápida del Acuerdo de París. Tienen la oportunidad de hacer historia», animó en un discurso ante el Parlamento Europeo el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

El Consejo de la UE, que ya se mostró favorable a ratificar el acuerdo, adoptará formalmente la decisión el miércoles, según fuentes europeas. Las oenegés Oxfam y WWF celebraron esta ratificación, pero advirtieron a los países europeos que se enfrentan a partir de ahora a una «prueba de credibilidad». «Tras la ratificación, llega ahora el tiempo de la acción», recordó WWF.

El 12 de diciembre, 195 naciones y la UE se comprometieron en la conferencia del clima de París (COP21) a detener el aumento de la temperatura del planeta «muy por debajo de los dos grados», y ayudar económicamente a los países más vulnerables. Los 28 optaron por un procedimiento inédito, que generó reticencias entre algunos miembros del bloque, ya que permite excepcionalmente a la UE presentar sus ratificaciones ante la ONU, sin esperar a que todos los países europeos hayan finalizado sus procesos nacionales. España, por ejemplo, no podrá hacerlo a tiempo al contar sólo con un Gobierno en funciones.