Diario Sur

Doce de cada cien conductores circulan bebidos o drogados

Doce de cada cien conductores se ponen al volante bajo los efectos del alcohol, las drogas o tras haber probado ambas sustancias. Esa es la conclusión del Estudio sobre la Prevalencia del Consumo de Drogas y Alcohol en Conductores que cada dos años realiza la Dirección General de Tráfico (DGT), que al comparar los resultados con los de 2013, indica que aumentan los positivos en drogas y disminuyen las alcoholemias.

Los agentes controlaron aleatoriamente a 2.744 conductores, que fueron sometidos a pruebas de consumo de alcohol y drogas. De esta manera fueron detectados 323 conductores que tomaron sustancias psicoactivas (11,8%). De ellos, 232 dieron positivo a las drogas (8,4%), 51 al alcohol (1,9%) y cinco a la ingesta de fármacos (0,2%). Pero los resultados también evidenciaron que 18 de los conductores no dudaron en ponerse al volante tras tomar alcohol y drogas (0,7%), catorce ingirieron drogas y fármacos (0,5%) y tres lo hicieron después de tomar un cóctel a base de los tres productos (0,1%).

Las pruebas analíticas realizadas posteriomente a los conductores drogados destacaron que 205 había tomado cánnabis, 128 cocaína y derivados, 36 anfetamínicos o drogas de diseño, 18 bezodiacepinas, 17 opiaceos o metadona y seis ketamina.