Diario Sur

La Alcazaba viaja en barco hasta Londres y Berlín

  • Los museos Victoria & Albert y Pérgamo muestran en sus colecciones cerámica y joyas con denominación de origen en el monumento malagueño

La Alcazaba no solo se puede ver a pie de muralla. También está presente en museos y exposiciones. El indispensable para completar la visita al monumento nazarí será el Museo Málaga, que tiene previsto inaugurarse este año en el vecino palacio de la Aduana. Entre las piezas destacadas que exhibirá la colección arqueológica del nuevo centro expositivo se encuentra el denominado 'Ataifor de la nao', una pieza emblemática de la cerámica decorativa malagueña que data del siglo XIV y que fue encontrada durante las obras de recuperación de la Alcazaba.

El infatigable viajero Ibn Battûta tuvo precisamente la antigua Maliqa como destino de sus rutas y dejó por escrito en 1356 que en la capital malagueña «se fabrica una vajilla admirable que se exporta a los países más lejanos». Unas piezas que no solo eran muy valoradas entonces, sino también en la actualidad. Sobre todo por colecciones de grandes museos de todo el mundo. Así, una evolución posterior del 'Ataifor de la nao' y fechada en el siglo XV se exhibe en el Victoria & Albert Museum de Londres. Una pieza también procedente de la Alcazaba de Málaga que sigue la misma técnica árabe de decoración, mostrando de nuevo un barco cristiano y peces bajo la embarcación. Una nave que igualmente podemos encontrar amarrada en la isla de los museos de Berlín, concretamente en la impresionante colección del Pérgamo Museum, donde en la misma sala en la que se muestra un espectacular artesonado de la Alhambra se exhibe otra valiosa pieza de la cerámica malagueña en la que una embarcación de llamativos colores azules vuelve a ser la protagonista. En la vitrina de al lado del museo alemán, varios dinares valen su peso en oro. Uno de esas relucientes monedas tiene denominación de origen: Al-Qasim al-Mamum, emir de Málaga y señor de la Alcazaba.