Diario Sur

Libros en busca de una segunda vida

En su nueva ubicación n La Merced, la feria se acerca más al turista y al cliente local.
En su nueva ubicación n La Merced, la feria se acerca más al turista y al cliente local. / Álvaro Cabrera
  • Ejemplares antiguos, de saldo y facsímiles pugnan por captar la atención de lectores y coleccionistas

  • La Feria del Libro Antiguo y de Ocasión regresa por segundo año a La Merced para aprovechar el tránsito de turistas y malagueños por la zona

Hay libros que se buscan y otros que le buscan a usted. Muchos de estos últimos esperan desde ayer entre montones de ejemplares a ese lector que se detiene en rebuscar y remirar, hasta que da con el suyo, con ese que capta su atención. La Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Málaga regresa por segundo año a la plaza de la Merced tras una década desaparecida de la agenda. Hasta el 16 de octubre, siete librerías de lance de Granada, Cádiz, Málaga y Barcelona exponen sus fondos en un encuentro para lectores, coleccionistas y los muchos turistas que cada día cruzan la zona en su ruta hacia la Casa Natal de Picasso. «Más de uno ya me ha preguntado dónde está», comenta entre risas Rogelio Consuegra, de la librería malagueña Códice.

La feria organizada por el Gremio de Libreros de Lance de Málaga se afianza así en su nueva ubicación, tras celebrarse 20 años –entre 1985 y hasta 2005– en el Paseo del Parque. En su vuelta en 2015 funcionó, «aunque sin tirar cohetes», precisa Mari Carmen Gómez. Unos puestos más allá, en la librería Urbano, lo corroboran («Con la que está cayendo, no estuvo mal»), pero Lola pone el acento sobre otro asunto:«Se echa en falta más seguridad en la zona».

En cualquier caso, la mayoría coincide en considerar La Merced como la mejor zona para llegar tanto al turista de paso como al malagueño. «En el parque solo se llenaba los fines de semana», detalla Rogelio Consuegra. Y el cliente cambia según el día. Los sábados y domingos predomina el lector que busca gangas, libros relativamente recientes a buen precio. De lunes a viernes mandan los que persiguen un volumen agotado que ya no encuentran. «Se acaban de llevar uno de Ortega y Gasset que el cliente llevaba buscando cinco años», explica.

Pero su fuerte son los libros de Málaga, coleccionables, ediciones especiales y joyas con historia. Como ‘Apuntes históricos de La Villa de Campillos’ (1890) de Antonio Aguilar y Cano, dedicado por el propio autor a Manuel Rodríguez de Berlanga, conocido jurista y epigrafista (380 euros). Si siguen indagando, encontrarán también una primera edición de ‘La orfebrería religiosa en Málaga’ de Juan Temboury, de 1948 (75 euros); o un ‘Tratado de las Marinas de Málaga’ del año 65 de Caffarena del que solo se lanzaron 200 ejemplares.

Son libros que desprenden ese nostálgico olor a papel viejo, humedecido por el tiempo. Como algunos ejemplares de la librería malagueña Mata. Además de un amplio catálogo que va de los clásicos castellanos a la narrativa actual, verán curiosidades como varios tomos desgastados del ‘Diccionario geográfico de España y ultramar’, anterior a 1900, donde se despliegan interesantes mapas de las por entonces colonias de Filipinas, Cuba, Puerto Rico y Fernando Poo (250 euros el tomo principal).

Libros en busca de una segunda vida

Los facsímiles también tienen aquí su mercado. En la librería granadina Mari CarmenLópez, muestran una edición numerada de ‘Historia de la montería en España’ del Duque de Almazán con numerosas ilustraciones y reproducciones. Su precio es de 500 euros, «pero para esta feria lo dejamos a la mitad, como con otros muchos libros», precisa Domingo Pinilla. Singular es el facsímil que se encuentra en la librería Rosa Sardá de las ‘Crónica de Jaime I’, una edición que imita hasta las irregularidades de los bordes de los papeles antiguos (50 euros). En la granadina Ramón Urbano priman los libros de ocasión, ‘stocks’ de editoriales a precio de saldo que invitan al cliente a detenerse más allá de los títulos, que quizás no están en la lista de los más vendidos. Ya lo decía Juan frente al puesto de Códice: «He comprado un libro sobre botánica que no conocía, pero por tres euros me puedo arriesgar».

En el Año Cervantes, el autor de ‘El Quijote’ es uno de los que más espacio ocupa con decenas de ediciones diferentes en calidad y precio en los diferentes expositores. Rivaliza con los libros de arte dedicados a Picasso –y a muchos otros– y los especializados en cine, moda, arquitectura o fotografía. Pero no solo de libros vive esta feria. Coches de Scalextric, muñecos antiguos y hasta una cabeza gigante de cartón piedra conviven con decenas de libros a 1 euro en la librería Ollerías. Al lado, en el puesto de Mari CarmenLópez, revelan cuál fue uno de los productos estrellas del año pasado: «¡Por lo menos vendimos 100 cartas del tarot!».

Temas